Port Aventura, la magia de la diversión

La Furia de Baco

La Furia de Baco

Hoy nos toca disfrutar. Sí, porque nos lo merecemos, porque queremos pasarlo bien y no vamos a escatimar en ello. Hoy nos vamos de aventura, de total aventura, y nada mejor ni más genuino que pasar un día en el parque temático de Port Aventura, entre Vila-Seca y Salou, en la provincia de Tarragona, sin duda, uno de los complejos de ocio más divertidos de Europa. ¿Quién quiere perdérselo?.

Cinco culturas diferentes nos esperan en Port Aventura. Viajaremos al cálido Mediterraneo, al exotismo de la Polinesia, nos dejaremos embaucar por la belleza constante de la antigua China, el colorido picante de México y el inigualable Far West. 30 atracciones, más de 100 espectáculos diarios, tiendas, restaurantes, pasacalles, un sinfín de posibilidades para viajar en pocos minutos a los más hermosos rincones de la tierra.

En nuestro viaje por el Mediterráneo de Port Aventura, la entrada y la salida al Parque, tendremos la posibilidad de embarcarnos para dirigirnos a la Polinesia o a la antigua China, ya que aquí se ofrece un homenaje al Mediterráneo como el mar de los antiguos exploradores. Sus cálidas aguas nos llevarán, como os decimos, a la Polinesia o al Waitan Port de China.

También podremos tomar un magnífico tren de vapor que nos acerque, recorriendo todo el parque, hasta el Far West. Todo esto siempre y cuando nos hayamos subido en la Furia de Baco, la montaña rusa más rápida de Europa.

En la zona del Mediterráneo es donde se llevarán a cabo los espectáculos nocturnos de Acquamusic y Fiestaventura. Acquamusic es una grandísima fuente en medio del mar que baila al son de la música, que coincide con la Fiestaventura, un espectáculo de luz y sonido en donde el agua se convierte en fuego, y llena Port Aventura de color y magia.

Tutuki Splash

Tutuki Splash

Llegamos a la selva de la Polinesia, repleta de aves exóticas e indígenas. Aquí nos esperará el Tutuki Splash, una barca que nos permitirá escapar a toda velocidad de la erupción del volcán de la isla. O nos podremos sumergir en la aventura del Sea Odyssey, uno de los submarinos más grandes del mundo. Para los más pequeños está la atracción de las canoas, para que recorran los innumerables ríos polinesios. Si oís un ruido ensordecedor, esas son las tormentas tropicales que azotarán la atracción del barco Kon-Tiki Wave. Y todo alrededor del Makamanu Garden, un maravilloso espacio natural repleto de aves exóticas que os trasladarán sin dudarlo al corazón de la Polinesia, gracias también a los indígenas que pasean por la isla bailando, cantando y haciendo acrobacias.

La milenaria China nos recibe desde el Waitan Port. ¿Cómo resistirnos aquí a subirnos a una de las atracciones más espectaculares del mundo?. El Dragon Khan, con 8 giros completos y una bajada desde 45 metros a 110 kilómetros por hora. Si os reponéis del gran dragón tenéis la posibilidad de subiros a las nubes de Fumanchú o a las gigantescas tazas de té que giran sin parar. Todo ello rodeado de los magos y los acróbatas más increíbles del mundo, o los titiriteros de Xian-Mei, quiénes realizan su espectáculo en una maravillosa escena de cascadas y bambúes.

Dragon Khan

Dragón Khan

México es la alegría del parque. Los Mariachis os harán disfrutar de la música mexicana, mientras os pensáis eso de subiros al Hurakán Cóndor, una plataforma que cae en línea desde 86 metros de altura a 115 kilómetros por hora. Despúes podéis recorrer el tambaleante Tren de la Mina, o recorrer el Yucatán sobre una serpiente con cabeza de dragón, cuya hermana es la Serpiente Emplumada, que gira y gira por los aires sin querer detenerse.

La aventura concluye en el Far West, donde se celebra el centenario de la independencia de Estados Unidos. Allí te espera el sheriff de la ciudad, los salones, los vaqueros más peligrosos, y numerosas tribus indias. No dejéis de subiros a la Estampida, una carrera sobre una montaña rusa de madera, o descender el río sobre troncos en el Silver River Flume, y sentir la emoción del Grand Canyon Rapids, el rafting más rápido del lugar, forastero.

Información útil

Port Aventura se encuentra a una hora de Barcelona y a diez minutos del Aeropuerto de Tarragona. Desde el aeropuerto de Barcelona parten los autobuses Plana hasta el parque, así como los autobuses Rapid Aeroport. Desde el Aeropuerto de Tarragona también opera la línea de autocares Plana, que os acercarán a Port Aventura.

También podéis acceder al parque en tren, ya que Port Aventura dispone de estación ferroviaria, unida con Tarragona.

* Port Aventura abre desde el 1 de julio al 31 de octubre, ambos inclusive. También abre sus puertas los fines de semana de noviembre y diciembre, así como desde el 20 de diciembre hasta el 6 de enero, ambos inclusive. La entrada cuesta 42 euros para adultos, 33.50 euros para niños y mayores y 21 euros para discapacitados. Si compráis entradas para dos días seguidos, los precios son de 63 euros para adultos, 50.50 euros para niños y mayores y 32 euros para discapacitados. La categoría de adultos va desde los 11 a los 59 años, los niños de 4 a 10 años, y los mayores a partir de 60. Los niños de 0 a 3 años no pagan.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top