Huelva, el puerto de Colon

Huelva, Monumento a los Descubrimientos

Huelva, Monumento a los Descubrimientos

Huelva siempre ha estado muy vinculada a sus ríos Tinto y Odiel. Precisamente los fenicios y cartagineses fueron los fundadores de la ciudad, asentándose en la desembocadura de ambos ríos, explotando las minas que, desde siempre, han existido en esta zona. Los romanos la llamaron Onuba a partir del 194 a. C. En la Edad Media, la importancia de Huelva se vio superada por la ciudad de Niebla, en la misma provincia, lugar donde los musulmanes quisieron asentar su territorio. Pero en 1262, Alfonso X inició la reconquista, concediéndole el rey los principales fueros a la capital onubense.

Pero es a partir del descubrimiento de América cuando Huelva se abre a sí misma un futuro de progreso, gracias al comercio indiano y convertirse en uno de los más importantes puertos comerciales de la Península. También la llegada en el siglo XIX de los ingleses para explotar sus minas, la convierten en capital de provincia, triplicándose su población en las últimas décadas del siglo.

La visita a esta ciudad de tan raigambre marinera tiene tres puntos fundamentales: la Plaza del 12 de Octubre, la del Punto y la de la Merced. En la Plaza de la Merced, cerca de la plaza de toros, se halla la Catedral, el antiguo templo de la Merced, de 1605. En su interior destaca el panteón de los condes de Niebla. A partir de su restauración en el siglo XVIII, el estilo de la Catedral ha sido barroco. Visitar en el interior la imagen de la Virgen de la Cinta, obra de Martínez Montañés.

Al lado de la Catedral hay una bonita iglesia, la de San Pedro, construida sobre una antigua mezquita. Tuvo que ser completamente reconstruida en 1755 tras el tremendo terremoto de Lisboa. Muy cerca de aquí se halla la Ermita de la Soledad. Aquí, terminada la Guerra Civil, fue donde se refugió el poeta Miguel Hernández antes de que pudiera escapar a Portugal.

Catedral de Huelva

Catedral de Huelva

Entre la Plaza de la Merced y la del Punto se encuentra la Plaza de las Monjas, que antiguamente eran las caballerizas y los jardines del palacio de los condes de Niebla. En ella se asoma el Convento de las Madres Agustinas o también conocido como de Santa María de Gracia. El templo fue construido en 1505. Muy cerca, en la calle Plus Ultra, está la Iglesia de la Concepción, del siglo XIV. En su interior hay una bella colección de cuadros de Zurbarán.

Desde allí podéis subir al cerro del Conquerro, donde veréis las mejores vistas de la ciudad y de la desembocadura del Odiel. Allí mismo está el Santuario de Nuestra Señora de la Cinta, patrona de Huelva. En este santuario, y ante esta imagen se postró Cristóbal Colón antes de partir hacia su primer viaje a América. Bajad a la Alameda Shundem donde está el Museo Provincial, y atravesando una serie de callejuelas, el Museo Contemporáneo al Aire Libre.

De Huelva, como de la mayoría de ciudades andaluzas, os recomendamos el tapeo en sus bares. Las tapas más demandadas suelen ser las gambas blancas, las cañaíllas, los ostiones, parecidos a las ostras, las habas enzapatás, secas, cocidas con sal, y los langostinos. Una cocina más seria, que no más jugosa por ello, son la raya en pimentón, la mielga con tomate, las habas con chocos y la caballa a la brasa. Personalmente os recomiendo éste último en cualquiera de los bares de la ciudad. Y todo ello regado con los buenos vinos de la zona.

Cómo llegar

El aeropuerto más cercano para llegar a Huelva es el de Sevilla, a 95 kilómetros, aunque, en ocasiones, se puede llegar también al aeropuerto portugués de Faro, casi a la misma distancia que el de Sevilla, a 50 kilómetros de Ayamonte, el primer pueblo onubense en la frontera con Portugal.

También podéis acceder a Huelva en autobús. La estación de autobuses se halla en la Avenida Doctor Rubio, enlazando con la mayoría de las ciudades importantes de la Península.

La estación de tren de Huelva se encuentra en la Avenida de Italia. Huelva tiene conexiones importantes con Sevilla y Madrid fundamentalmente.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top