Leon, el Barrio Humedo

Barrio Humedo

Cuando aún no has visitado la ciudad de León y estás próximo a hacerlo, a la mente se nos viene, cómo no, la Catedral, uno de los símbolos arquitectónicos no sólo de la capital leonesa, sino quizás de toda España. La visita es inexcusable, no seremos nosotros quiénes no valoremos su encanto y su inmensa belleza.

Pero, lo que sí os puedo asegurar es que, cuando volváis de León, y alguien os pida recomendación para visitarla en un futuro, a la Catedral de León le añadiréis sin dudarlo el Barrio Húmedo de la ciudad. ¿Queréis saber porqué?. Os lo mostramos…

El Barrio Húmedo nos ofrece una legión de bares y tascas sin fin. Locales de corte moderno en la zona del Burgo Nuevo y la avenida de Los Cubos, discotecas y bares para los más trasnochadores en la avenida de Lancia y su continuación en San Francisco. Como estaréis pensando, el Barrio Húmedo es la zona de diversión de Léon, sí. Para todos los gustos, gente joven, no tan joven, mayores, niños. Un ambiente variado y seductor que tenéis que visitar.

Desde bien temprano hasta la madrugada, el Barrio Húmedo nos ofrece cualquier tipo de animación que queramos encontrar. Pero, ¿porqué esta denominación de Barrio Húmedo?. Simplemente por el gusto que los leoneses y cualquier visitante tienen de “mojarse” por dentro en cualquier bar o tasca del barrio. La calle Ancha por ejemplo, es uno de los rincones más propios y característicos de la zona. En ella se encuentra el Palacio de los Guzmanes, o la Iglesia del Cristo de la Victoria.

La Plaza de la Regla, también conocida como la Plaza de la Catedral, también es uno de los lugares con encanto del barrio. Esta zona, la más antigua de la ciudad, también celebra los tradicionales mercadillos que acogen a todos los habitantes de León. Concretamente, todos los domingos por la mañana, bajo los soportales de la Plaza de la Regla, se celebra el tradicional mercadillo de sellos y monedas antiguas. Los miércoles y sábados tiene lugar en la Plaza Mayor los mercados de alimentación con productos propios de la región.

Calle Ancha

Calle Ancha

El tapeo en el Barrio Húmedo es quizás de lo más característico. En cualquier bar o tasca que entremos, con sólo pedirnos un típico chato corto o un butano, nos servirán una tapa en la que podremos probar los productos de la zona. Cada fin de semana, no os podéis ni imaginar el ambiente que se vive entre estas callejuelas. Desde el mismo jueves, León y el Barrio Húmedo son un hervidero. Yo precisamente, os recomiendo incluso que es el jueves cuando mejor os lo podéis pasar, ya que el ambiente es igual que un fin de semana, pero encontraréis más sitios libres en los bares y tascas.

Los viernes están indicados sobre todo para la gente más joven, y es quizás el día que más aglomeración de gente encuentra. De día podéis disfrutar su encanto y su sabor medieval. Los nombres de las calles nos recuerdan a los oficios artesanos que le dieron vida en la antigüedad: calle Zapaterías, Carnicerías, Azabachería, Platerías.

No dejéis de pedir las tapas de sopas de ajo leonesas, el chorizo de León, la morcilla y, cómo no, los vinos, exquisitos para adecuarse al barrio y ponernos húmedos. Después de tapear un poco, nos vamos de restaurantes. Allí probad las truchas, el cocido, el lacón con grelos, los botillos

En resumen, espero que hayáis comprobado que León no sólo es la Catedral. Tiene muchos otros encantos, pero para eso estamos nosotros, para acercaros a ellos. Ahora sólo os queda que pongáis de vuestra parte, y visitéis León. Vale la pena.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. cla dice:

    estoy totalmente de acuerdo, uno de los mejores ambientes de tapas/copas de Espana…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top