Roda de Isabena, la isla del tesoro aragones

Roda de Isábena

Aragón tiene el encanto de ofrecer múltiples posibilidades paisajísticas. La sierra y sobre todo la zona pirenaica nos muestran bellísimos enclaves para visitar. Uno de ellos es conocido como la isla del tesoro del pirineo oscense. Me resultó llamativa la expresión pero, una vez visitado, hay que reconocer que su nombre queda bien encajado en el pueblo. Roda de Isábena, la isla de piedra que se levanta en la Sierra de Serraduy, un lugar a conocer y que nosotros os acercamos.

El centro histórico de la población presenta una preciosa sucesión de callejuelas medievales que nos recuerdan la maravilla que tuvo que esconder en tiempos inmemoriales. Sin ir más lejos, Roda de Isábena fue sede episcopal en el siglo X. Numerosas batallas forjaron leyendas entre sus muros. Ciudad importante en el reino de Aragón, fue perdiendo ostensiblemente sus privilegios, hasta que la sede episcopal se trasladó a Lérida, y con ello el adiós de la hegemonía de la población.

Pero aún así, la historia de Roda se viste de gala entre sus calles. El ambiente silencioso sólo se ve roto por el tiroteo de los siglos en cada esquina. La monumental Iglesia de San Vicente, símbolo de Roda, es claro ejemplo de ello. Cuenta la leyenda que, era tanta la riqueza de Roda en la Edad Media, que hicieron falta 14 carretas tiradas con mulos para llevarse todo el oro y la plata de la ciudad. La Catedral de San Vicente convierte a Roda en el pueblo más pequeño de España con sede catedralicia.

Pasear por el centro de Roda es, como decimos, acercarnos al embrujo medieval en toda la extensión de la palabra. Calles angostas, empedradas, con grandes desniveles. Aún podríamos oir el resonar de los cascos de los caballos. Arcos románicos que sobresalen a cada paso, casas que contemplaron el prestigio más laureado de Aragón. Las empinadas callejuelas desembocan en la Plaza Alta, un conjunto admirable de emoción y belleza.

Roda de Isábena

La Catedral de San Vicente está considerada Monumento Histórico Artístico desde 1904. Os sorprenderá a primera vista la preciosa torre campanario, testigo de tantas y tantas batallas, de tantos y tantos momentos importantes en la historia. Visitar el museo situado en el interior, después de una visita por la nave de la iglesia y el maravilloso claustro. ¿Cómo una ciudad tan pequeña y presuntamente olvidada puede albergar un templo de tanta grandiosidad y belleza?.

Bajo las naves de la Catedral se hallan las criptas. En ellas se conservan los restos de San Ramón, así como sus sandalias, y su túnica. También descansa San Valero, patrón de Zaragoza. Destaca también el órgano de 1653, aún en funcionamiento, y sobre todo, la pieza de la Silla de San Ramón, protegida tras un cristal. Se considera el mueble más antiguo de España, fabricado en madera de boj de Toulouse.

Cómo llegar

Roda de Isábena se encuentra a mitad de camino entre Huesca y Lleida. Realmente, está muy bien comunicada por carretera, y la llegada hasta allí no es demasiado complicada, ya que está muy bien señalizada por ser un lugar turístico de la región.

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top