Madrid, el Parque del Retiro

Lago del Parque del Retiro

El Parque del Retiro es uno de los más populares y elegantes jardines de toda España. Está situado justo detrás del Museo del Prado, en el corazón del barrio de Salamanca. Se puede acceder perfectamente a él a través de las estaciones de metro del Retiro, en el lado norte, Ibiza, en la parte oriental, y Atocha, en la esquina sudoeste del Parque.

El Parque surgió a principios del siglo XVII como jardines del viejo y desaparecido palacio de recreo que Felipe IV donó al Ayuntamiento de Madrid. De los edificios construidos entonces, dos aún se mantienen en pie fuera de los límites del parque actual. Uno de ellos es el Casón del Buen Retiro, en la calle de Felipe IV, que alberga las obras del Museo del Prado, mientras que el otro es el Salón de Reinos, en la calle Méndez Núñez, que alberga hoy el Museo del Ejército.

El Parque del Retiro se abrió al público en el siglo XIX y desde entonces se ha convertido en uno de los mayores disfrutes del público y los turistas de Madrid. Entre sus calles se pueden ver títeres, malabaristas, mimos y músicos, que copan las esquinas de los jardines. Además, el Parque tiene muchos servicios de kioskos y bares para tomar algo y descansar.

La mayoría de los visitantes acuden al lago artificial del parque, donde podéis tomar un bote de remos, sentaros a tomar un café al aire libre o tomar el sol en el césped que rodea el lago. Una enorme estatua de Felipe IV sirve como testigo del precioso lago. Percusionistas y hippies se reúnen aquí los domingos por la tarde a tocar sus instrumentos, una tradición muy alegre del Parque.

La cultura de Madrid tiene su cabida aquí con los famosos Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, donde tienen lugar grandes exposiciones. El Retiro es un lugar perfecto para practicar ciclismo, y sobre todo para correr un poco. Aunque eso sí, es aconsejable no entrar solos tras la caída del sol.

Entre sus calles y sus frondosas arboledas se intercalan fuentes y esculturas de gran belleza. Los domingos por la mañana es otro gran momento de bullicio del parque, sobre todo alrededor del lago artificial. Es cuando se suelen dar cita la mayoría de los artistas callejeros. Cerca de la Rosaleda, una de las glorietas está presidida por el monumento al Ángel Caído.

Y no os perdáis una visita más… Frente al Parque, en la Plaza de la Independencia, se encuentra la famosa Puerta de Alcalá, otro de los emblemas de Madrid. La vista que podéis tener desde el Parque del Retiro es preciosa, ¡recordadlo!.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top