La Catedral de Burgos

Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos, también conocida como Catedral de Santa María, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984 y es quizás una de las más famosas de nuestro territorio nacional. Su estilo arquitectónico predominante es el gótico, pero también podemos encontrar otros estilos artísticos, como el renacimiento o el barroco. Esto se debe a que su construcción se inició el 20 de julio de 1221, cuando el rey Fernando III puso la primera piedra, y no se concluyeron las obras hasta 1795.

Tanto Fernando III como el obispo de Burgos ordenaron la construcción de este templo sobre los restos de un antiguo templo románico. No sabemos cómo era la antigua catedral, aunque se puede adivinar que tuviera parecido con el Monasterio de San Pedro de Arlanza.

Si miramos hacia atrás en el tiempo, la construcción de esta catedral se había convertido en una necesidad fundamental, ya que la ciudad de Burgos había sido declarada sede episcopal en el 1075. Es por eso que el rey Alfonso VI decidió construir el templo antiguo. Pero, a decir verdad, esta no era la única razón. Burgos se convirtió en un importante centro comercial y para algunos era catalogada como la capital del reino de Castilla.

Es por eso que, el antiguo templo, debido a las crecientes relaciones comerciales de Burgos, no llegó a ser lo suficientemente grande. Es otra de las razones por las que se debiera construir una catedral más amplia, la que hoy conocemos como de Santa María.

Capilla del Condestable

Los primeros arquitectos fueron españoles y franceses, como Alonso de Cartagena, del siglo XV. Aunque más tarde comenzaron a llegar otros desde el norte de Europa, como Gil de Siloé desde Flandes, o el alemán Juan de Colonia.

La fachada principal de la catedral se inspira en el estilo gótico francés, por lo que su aspecto es muy similar a la catedral de París. Se divide en tres cuerpos y a ambos lados se sitúan dos torres. Juan de Colonia construyó las agujas, con fabulosas tracerías de piedra, así como las torres del siglo XV.

Algunas de las partes más importantes y que no debéis dejar de ver son las siguientes:

  • La Capilla del Condestable, aunque su verdadero nombre es el de capilla de la Purificación de la Virgen, pero todos la conocen por la primera denominación. Hace referencia a los Condestables de Castilla, título relacionado con el ejército. Ordenaron construir esta capilla como mausoleo familiar, en el resto de la antigua capilla gótica dedicada a San Pedro.
  • La Escalera Dorada, construida por Diego de Siloé, se utiliza para comunicar la catedral con la puerta exterior, la puerta de la Coronería. Hoy en días estas escaleras dan acceso a una puerta que sólo se abre en Semana Santa.

Y otro de los grandes lugares de la Catedral es sin duda la tumba del famoso Cid Campeador, en el centro del templo. Por último, no os olvidéis de echar un vistazo a las maravillosas y coloridas vidrieras, que hacen que la luz entre de manera fascinante en el interior del templo.

Tags: , , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top