Viella, el corazón del Valle de Arán

Viella

Estamos sin duda en la mejor época para darnos una vuelta y visitar la preciosa localidad de Viella, en la provincia de Lérida. Se trata concretamente de la capital de la conocida comarca del Valle de Arán. Por eso, en algunas ocasiones habréis visto a esta ciudad denominada como Vielha, que es así como se conoce en aranés, la lengua tradicional de la zona.

Ni que decir tiene que nos encontraremos con uno de los paisajes más hermosos de toda España. Cumbres nevadas en invierno y verdes valles en primavera, que duermen plácidamente al arrullo del río Garona. Os decimos que es muy recomendable visitarla en esta época porque, muy cerquita de aquí, se halla la conocida y turística estación de esquí de Baqueira Beret. Así, esta localidad se nos muestra como un lugar perfecto para quedarnos si queremos disfrutar de la nieve en esta estación.

Qué ver y hacer en Viella

La historia de Viella es muy reciente, ya que no fue hasta 1970 cuando, de la unión de una serie de pueblos de la comarca nació la localidad. La población de Viella suele crecer durante los meses de invierno, debido a la demanda turística que ofrece, aunque por lo general suele estar en torno a los 5.500 habitantes.

Os aconsejo pasear tranquilamente por Viella, bien abrigados claro está, y contemplar su centro histórico, una sucesión de callejas y casas medievales de gran valor histórico. Los paisajes que veremos desde la población resultan fantásticos, y no debéis dejar escapar la oportunidad de acercaros aquí en invierno, aunque en ocasiones es difícil hacerlo, sobre todo en los momentos de grandes nevadas.

Pequeñas iglesias se reparten también por la zona, dando muestras de un importante legado artístico e histórico. Iglesias románicas como la de Santa Elaria o la de Sant Esteve en Montcorbau, son ejemplos de bellísimos edificios que se descubren románticos en esta época del año. La arquitectura gótica tiene su máximo esplendor en la Iglesia Parroquial de San Martín de Gausac, una de las mejores del Valle de Arán.

Ya veis que en Viella podéis encontrar un turismo de todo tipo. Tanto en invierno como en cualquier época del año, la localidad y sus alrededores nos ofrecerán un variado surtido de actividades. Desde excursiones, senderismos, paseos en bicicleta, práctica de esquí, deportes náuticos. No sé si os he dicho en alguna ocasión que me encanta el turismo rural, y en esta zona podéis disfrutar al máximo con él.

La tranquilidad de un lugar como Viella, en pleno corazón del hermoso Valle de Arán, aire puro, fresco, un legado histórico y artístico perfecto, una escapada de fin de semana, por ejemplo, que os recargará totalmente las pilas. ¿Merece la pena?

Para ver también: Taüll, otro pueblo con encanto

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top