Casas Colgadas de Cuenca

Si usted no quiere recibir una amonestación por parte de cualquier conquense que pase a su lado en un momento dado, absténgase de cometer el más frecuente y extendido de los errores entre aquellos forasteros que se acercan a visitar la bella ciudad conquense y, en vez de equivocarse llamándolas Casas Colgantes, nómbrelas correctamente: Casas Colgadas de Cuenca.

Conocidas también como Casas del Rey, sus balcones se asoman vertiginosamente a las profundidades de las hoces del Huécar. Si bien en un pasado remoto este tipo de construcción resultó frecuente, en la actualidad se conservan muy pocas casas colgadas y, sin ninguna duda, las representadas en la imagen superior son las que han preservado el nombre y la fama de sus coetáneas.

Su origen se encuentra en un incierto momento pretérito. Sin poder afirmar con rotundidad cuándo surgieron por vez primera, las casas colgadas se encuentran perfectamente documentadas en Cuenca desde el siglo XV.

Diversas remodelaciones a lo largo de su historia han permitido su conservación hasta el presente, siendo la más reciente de todas ellas la llevada a cabo en la década de los años veinte del pasado siglo.

También su uso ha variado con el paso y devenir del tiempo, ajustándose a las diferentes modas y necesidades del momento. Utilizadas originariamente como viviendas particulares, fueron después Casa Consistorial de la ciudad de Cuenca para, en la actualidad, cobijar bajo su estructura el renombrado Museo de Arte Abstracto Español.

Su estructura de tres pisos, presididos por los bellos balcones de madera labrada, miradores privilegiados sobre el río Huécar, se han conformado como una de las señas de identidad de la bella ciudad castellano-manchega, profusamente reproducida en postales y todo tipo de souvenirs y cita obligada de quienes visitan Cuenca, así como en el trabajo de los artistas que venden sus creaciones-reproducciones a pie de calle en las zonas aledañas.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top