Iznate, el dulce corazón de la Axarquía

Iznate

Hay una zona del interior de Andalucía que a mí particularmente me encanta. Se trata de la Axarquía, en la provincia de Málaga, y en ella podéis visitar uno de los pueblos que más me han encantado, Iznate, cerca del río del mismo nombre. Apenas se halla a unos 29 kilómetros de Málaga y a cinco de la costa, y recorrer sus alrededores es llenarnos de un paisaje lleno de olivos y almendros, así como las famosas viñas que producen el don divino del moscatel.

En primer lugar, debéis tener en cuenta el alojamiento a elegir. La Axarquía es una zona que se presta a recorrerla en coche, a ir pueblo a pueblo, donde apenas pasaréis más de un par de horas, porque son pequeñitos. Pero cualquiera de ellos os valdrá para elegir algún hotel o alguno de los muchos hostales que hay por aquí. Y allí, por la noche, después de un día de ruta, con un buen vinito dulce para abrir boca, os podréis tomar una buena cena lugareña.

Iznate se halla en esta zona montañosa del sur peninsular. Como os decimos, está rodeada de impresionantes paisajes, como por ejemplo el Pico Chamizo, La Maroma y Navachica en la Sierra de Camarolos, la Sierra de Tejada y la de Almijara respectivamente.

El pueblo ha conservado su herencia árabe, que es evidente en todas partes, sobre todo en sus estrechas callejuelas de toque morisco, y las ondulantes laderas por las que serpentean. Las casas están pintadas del color blanco tradicional y suelen constar, por lo general, de uno o dos pisos de altura, rodeando el monumento más importante de la población, la Iglesia de San Gregorio VII del siglo XVI.

La iglesia, restaurada hace 50 años, también alberga el edificio del ayuntamiento, y se halla en la plaza principal, la Plaza de los Dolores. Es un hermoso rincón, una plaza con encanto, muy tradicional, decorada con bellos mosaicos y desde la que tendréis unas vistas fabulosas.

Las tradiciones locales y las costumbres de Iznate forman parte importante de la vida de sus habitantes. La Fiesta de la Uva Moscatel es una fiesta tradicional que se celebra el primer sábado de agosto. Los turistas que se acercan hasta aquí pueden disfrutar de los frutos de este tipo de uva, probar sus caldos y disfrutar de espectáculos flamencos, así como degustar lo mejor de la cocina local.

La gastronomía de Iznate se centra sobre todo en los productos naturales, como la carne de cerdo, así como los productos de la costa cercana. La costa malagueña es famosa por su magnífico pescado. Durante las fiestas, los habitantes de Iznate preparan lo que se conoce como el ajo blanco, una sopa fría con almendras trituradas y servido con uvas peladas. Los garbanzos con acelgas es otro de los platos más populares de esta zona, así como la tortilla de bacalao, que se come sobre todo en el tiempo de Pascua.

En Iznate se puede probar uno de los mejores vinos dulce de toda España, gracias a su uva moscatel. Así que visitar Iznate es un placer para todos los sentidos, podríamos decir.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top