La Molina, disfruta del esquí y del invierno

Esquiando en La Molina

En estos días de frío, nieve y temporal, sobre todo en la zona norte española, cuando el tiempo amaina, es un magnífico momento para acercarnos a cualquiera de las estaciones de esquí de España. En anteriores ocasiones os hemos hecho un recorrido por muchas de ellas, y hoy nos toca hacerlo por la estación de La Molina, situada en los Pirineos catalanes.

La Molina es la estación de esquí más antigua de España, pero aún así cuenta con unas modernas y magníficas instalaciones, que cada año se vienen mejorando para ofrecer el más alto servicio. Los esquiadores han estado viniendo a La Molina durante casi un siglo (no los mismos, evidentemente), atraídos por el impresionante paisaje y las condiciones ideales que ofrece para la práctica del esquí, con las laderas del Vall de Nuria cubiertas de pinos.

El primer hotel que se abrió aquí para los esquiadores fue en 1925, y en 1943 La Molina fue la primera estación de esquí española en la que se instaló el ascensor de arrastre. Hoy en día la estación cuenta con 13 ascensores, una telecabina, seis telesillas y seis telesquíes, capaces de transportar a más de 16.000 esquiadores por hora.

Estos ascensores cubren las más de 40 pistas disponibles que abarcan un área de 50 kilómetros. Siete de las pistas son verdes, doce azules, quince rojas y seis negras (ya sabéis que los colores indican el grado de dificultad de cada pista). 326 cañones bombean nieve artificial en el supuesto caso de que las condiciones climatológicas así lo requirieran.

En globo desde Alp

Además La Molina cuenta con pistas especializadas para los amantes del snowboard y más de tres kilómetros señalizados para los amantes del senderismo entre sus bosques. Las instalaciones de la estación incluyen una escuela de esquí con 200 instructores, varios bares y cafeterías, un jardín de infancia para los niños y un jardín de nieve para los niños de más edad.

Como alternativa al esquí podéis descubrir las montañas de los alrededores, o dar un paseo en trineo tirado por huskys. En el cercano pueblo de Alp, a ocho kilómetros de la estación, podéis reservar una excursión en globo de aire caliente, en ultraligero o en avioneta, y así disfrutar de las impresionantes vistas de los Pirineos.

Hay varios hoteles y apartamentos de alquiler en la estación, que pueden dar cabida a unos 2000 turistas. También encontraréis una amplia selección de hoteles y hostales más baratos en las vecinas localidades de Alp, Puigcerdá y Berga.

Información adicional

Realmente es muy fácil llegar hasta La Molina, ya que se puede llegar en tren, desde Barcelona hasta la propia estación de la Molina, y de la estación un autobús nos enlaza con la estación de esquí. También desde Barcelona hay un servicio de autobuses, que en apenas tres horas cubre el recorrido.

Para más información, podéis visitar la página web de La Molina.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top