Denia, un rincón para no aburrirse

Denia

Sencillamente, me encantan los viajes en los que sabes de antemano que no te vas a aburrir. Esos rincones en donde sabes que hay muchas atracciones por ver, una arquitectura variada y un ambiente fenomenal. Por eso, os puedo decir que me encanta Denia, allí sentada sobre el Mediterrráneo. Por Denia, antes que yo, ya han sentido la misma fascinación griegos, romanos y musulmanes. Todos ellos han dejado su impronta en la arquitectura, la cultura y la gastronomía de la zona.

Después de contemplar la belleza del Mediterráneo, nada mejor que comenzar nuestra visita a la cima de la colina que domina el castillo de la ciudad. Se trata de una fortaleza árabe que hoy alberga el Museo Arqueológico, con un gran número de piezas de todas las culturas que han vivido en esta zona.

Luego podéis bajar a la ciudad y visitar el Museo Etnológico, en la calle Cavallers. Se trata de un lugar muy original y curioso, ya que podremos ver una exposición interesante sobre las pasas. Sí, las pasas. Denia fue en su tiempo una de las principales productoras de pasas. Hoy en día se siguen cultivando, aunque ya también otros cultivos produce la región.

Ya familiarizados con la cultura y la historia de Denia, podemos relajarnos un poco al sol. Si sois fanáticos del buceo, yo os recomendaría ir hacia el sur, hacia la zona conocida como Les Rotes, donde la mayoría de la gente se desplaza para bucear y pescar.

Si sois como yo, que preferís mejor relajaros al sol y no ser tan aventureros, hay hermosas playas sobre todo al norte de la ciudad. Els Palmars y Las Marinas son dos de ellas, aunque eso sí, si vais con niños, debéis tener cuidado ya que son aguas en donde nada más entrar la profundidad se hace evidente.

Después de un día de sol, de buceo, pesca y visitar museos, no sé vosotros, pero a mí me entraría un hambre… Cada vez que pienso y recuerdo Denia se me viene a la mente un suave sabor a paella. El arroz es muy común en la cocina de Denia. En total hay unas 200 variedades y formas de preparar el arroz. Con lo que ya os podéis imaginar si no tenéis elección.

Denia es un lugar muy recomendado, aunque los meses de julio y agosto suele estar bastante llena. Aprovechad junio, por ejemplo, e incluso septiembre. Son momentos ideales para disfrutarla, pasearla, y vivir un ambiente extraordinario.

En cuanto al alojamiento, tenéis dos opciones: o directamente os buscáis alojamiento en Alicante, tomando la capital de provincia como base para hacer las distintas salidas cada día; o bien tomáis el coche, y os liáis la manta a la cabeza, y a medida que vayáis recorriendo pueblecitos, en aquel que más encantador os parezca, decidís pasar la noche. Por suerte, en estos pueblos tan marineros siempre encontraréis opciones económicas de alojamiento en los que pasar la noche sin que vuestro bolsillo se vea muy afectado, y, sin duda, puede que os llevéis alguna sorpresa con su acogedor ambiente.

Tags: , ,

Imprimir


1 comentario

Comments RSS

  1. Beatriz dice:

    Hola Jose,
    me ha encantado tu texto…podria postarle en mi facebook? Con sus creditos porsupuesto!
    Un cordial saludo,
    Beatriz.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top