Ainsa, paz y aventura en el PrePirineo

Ainsa

Este pequeño pueblo situado en Huesca, más concretamente en la comarca de Sobrarbe (en el pre-pirineo) consta de casi dos mil residentes, aunque la verdad es que su población aumenta estrepitosamente tanto en invierno (por la cercanía de las pistas de esquí y las montañas) como en verano. Y es que no es casual que los hoteles, campings y albergues de este pequeño pueblo estén repletos durante casi medio año ya que su entorno es un inmenso paisaje de altas montañas, ríos cristalinos y animales en estado salvaje. Esta maravilla natural hace que este pequeño pueblo tenga una vida frenética y alegre a la vez. También hay que decir que este pueblo aragonés fue residencia de la corte de Aragón durante muchos años de su larga historia.

El pueblo se divide en dos zonas dentro de un mismo núcleo urbano. La de abajo, el más nuevo y comercial es donde se encontrarán casi todos los servicios incluyendo la contratación para deportes de riesgo de todo tipo. La de arriba en cambio, situado en una pequeña colina, consta de un casco histórico muy bien conservado, con un campanario desde el que divisar, por un precio muy asequible, los Pirineos Centrales y el resto de las montañas del alrededor.

Aínsa se encuentra muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de Posets Madaleta y el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara.

Tiene gran oferta de alojamiento y restauración, ocio, comercio y empresas de aventuras donde poder contratar servicios para recorridos en 4×4, paseos a caballo y practicar deportes tales como las de rafting, descenso de cañones, montañismo, BTT, hidrospeed, escalada, espeleología, etc. Además Aínsa también ofrece muchos productos artesanos debido a su larga tradición e historia, muy bien conservada durante muchos años debida a personalidad propia de este pequeño pueblo.

Ainsa

Resumiendo, Aínsa es un pequeño pueblo hospitalario y agradable, con una combinación perfecta de tranquilidad y aventura, tradición y modernidad y además, una espléndida adaptación de sus virtudes para la visita de turistas con diferentes ideas de viaje. En fin, un buen destino para aquellos que quieran disfrutar de la tranquilidad de un pequeño pueblo en el corazón de Aragón y también para aquellos que prefieran llenar de emociones fuertes una estancia muy cerca de los pirineos.

En este enlace os dejo más información de Ainsa.

Tags: , , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top