Las Casas Cueva de la provincia de Granada

Casa Cueva en Benamaurel

Hay lugares muy curiosos en en todo el altiplano de la provincia de Granada, pero ninguno tan llamativo como las conocidas como casas cueva. Se cree que fueron los musulmanes del norte de África los que comenzaron a excavar estas viviendas en las laderas de las montañas y los acantilados. Algunas de estas cuevas se remontan al siglo XII, y muchas de ellas aún pueden verse en pueblos como Benamaurel.

Sin embargo, hasta hace no mucho, estos lugares eran vistos como rincones de poco atractivo turístico. ¿Vivir en cuevas?. Se pensaba que era propio de la prehistoria. Sin embargo, aquí se funde la naturaleza con la historia, una mezcla perfecta. Se descubrió que muchas de estas viviendas comenzaron a venderse a muy bajo precio, y fueron adecentándose como destinos turísticos para pasar por ejemplo un fin de semana rural.

Son ideales para el turismo, tanto en invierno como en verano, ya que ofrecen una temperatura constante todo el año de 18 a 20 grados. Asimismo, la mayoría de estas casas cueva disponen de agua corriente y electricidad, y las que no la tienen, han instalado placas solares para conseguir energía y agua caliente.

Estas cuevas han sido, durante el transcurso de los siglos, el lugar donde se guardaba el ganado, o bien eran pequeñas habitaciones adicionales o cuartos de baño. Hoy en día están perfectamente adecentadas para el turismo, y pasar un fin de semana relajante y curioso.

Y lo mejor de todo es el precio. Alquilar una de estas cuevas nos puede salir por un precio muy económico. Todas ellas atienden a las principales necesidades, y son un complemento perfecto para, como os decimos, pasar unas vacaciones originales en plena sierra de Granada.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. El Altiplano de Granada (donde se encuentra Benamaurel) es uno de los mayores ejemplos de vida en casas cueva, donde en todos los pueblos que lo forman, se encuentra cuevas habitadas de forma estable, otras como segunda residencia y muchas dedicadas a establecimientos turísticos (casas rurales en cueva, apartamentos en casas cueva, hoteles o restaurantes son un ejemplo). Estos alojamientos son realmente singualres y merece la pena acercarse a disfrutar de alguno de ellos y vivir la experiencia que significa dormir y descansar en una cueva, con temperatura constante durante toda la noche y tapado con una manta ¡incluso en verano!.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top