El Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordá

Parque Natural de Aiguamolls de l'Empordá

Nos vamos hoy de naturaleza, concretamente al Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordá, en la provincia de Girona, casi en plena Costa Brava. Se trata de un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza. Realmente el parque está casi seco en verano, y está formado por la conexión del Mediterráneo y los dos pequeños ríos de la Muga y el Fluviá.

Las lagunas saladas costeras de Aiguamolls proveen refugio para las aves de migración, la invernada y la cría de aves por igual. Es, por tanto, una zona excelente de observación de aves durante todo el año.

Debido a su ubicación, justo al sur de los Pirineos, es un refugio muy utilizado por las aves antes o después de cruzar las montañas. Cuando los vientos del norte, la conocida como Tramuntana, son demasiado fuertes, el papel de este parque se vuelve aún más importante para las aves migratorias, que buscan un lugar de refugio hasta que pase la tormenta.

Aparte de las aves hay otro tipo de fauna silvestre en el Parque Natural de Aiguamolls, como ciervos, nutrias de Eurasia, varias especies de mariposas e insectos, así como flora típica y un paisaje rural muy peculiar. Durante todo el año viven en el parque las cigüeñas blancas y los flamencos, mientras que durante la reproducción están aquí las águilas culebreras y los chorlitos petinegros.

Las aves que llegan aquí en invierno son los alcatraces, miles de patos, garcetas grandes y chorlitos dorados. Durante la migración, las aves sobrevuelan las costas del Mediterráneo, como las golondrinas del Mar Negro.

Una ruta de un par de días como mucho son más que suficientes para recorrer el Parque Natural de Aiguamolls, y poder ver todas estas aves.

Foto Vía Flickr

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top