Torrox, la blancura del sol en Málaga

Torrox

Para algunos quizás resulte difícil situar la ciudad de Torrox en el mapa de España. Sin embargo, si estáis buscando unas vacaciones relajantes en la Costa del Sol, este debe ser uno de vuestros principales destinos.

Torrox se encuentra a tan sólo 40 kilómetros de Málaga, y es un lugar perfecto desde el que descubrir Andalucía, tanto en verano como en invierno. Sin ir más lejos, la estación de esquí de Sierra Nevada se halla apenas a dos horas en coche de Torrox.

Torrox se divide entre Torrox Costa, que se halla a orillas del Mediterráneo y el pueblo de Torrox, más al interior, unos tres kilómetros adentro. Ambos en realidad son un poco diferentes, siendo el mismo pueblo. Sin embargo, en conjunto ofrecen un complemento perfecto: playa y montaña.

Torrox es un pueblo blanco que se aferra a la ladera como la nieve que cuelga de las ramas de los árboles. Es el típico pueblo andaluz, blanco, serrano. Casas adornadas con una gran variedad de plantas y flores de colores, calles estrechas y sinuosas en las que, si no tienes cuidado, estarás dando vueltas sin ton ni son. Así las disfrutaréis algo más.

Gran parte del pueblo pertenece a la época musulmana, cuya llegada en el siglo VII trajo consigo nuevas formas de agricultura, riegos y el típico suelo de terrazas que se sigue viendo en muchos parajes de Torrox. Muchos habitantes siguen viviendo de lo que les da el suelo. La mayoría de sus productos locales se pueden comprar en las tiendas que jalonan la blancura de sus calles.

Torrox

En Torrox también encontraremos varias cerámicas que ilustran los acontecimientos que tuvieron lugar en la ciudad en la época musulmana. Estas se pueden encontrar en el Paseo de Almanzor, que comienza en la Plaza de la Constitución, y sigue en una ruta por el pueblo, visitando los edificios más significativos. Entre ellos veremos la iglesia barroca de la Encarnación, la Iglesia de San Roque y la Capilla de Nuestra Señora de las Nieves, de estilo mudéjar y que data del siglo XVI.

La vida en Torrox pueblo se centra en la Plaza de la Constitución, llena de naranjos y con una bonita fuente. El dulce aroma a las naranjas y el sonido relajante del agua nos transporta en un ambiente de relajación total. A su alrededor hay una serie de bares y restaurantes, donde tapear y probar las excelencias gastronómicas de la zona.

Torrox Costa, más abajo, ofrece una amplia selección de bares, restaurantes y tiendas de recuerdos, junto a su playa de fina arena. El mes de agosto quizás sea un poco agobiante, cuando todo el mundo huye a Torrox a pasar las vacaciones.

A pesar de las temperaturas extremas de los meses de julio y agosto, en primavera y otoño suelen rondar los veinte grados, con una brisa fresca que renueva el aire. Los inviernos, aunque parezca mentira, también son soleados, fantásticos para relajarnos en cualquier cafetería frente al Mediterráneo. La nieve no suele aparecer nunca por esta zona, aunque sí un poco más arriba, en la zona cercana a las Alpujarras, desde la que obtener unas vistas maravillosas. No es por tanto ninguna sorpresa que a Torrox se le conozca como el mejor clima de Europa.

Resulta entonces curioso como un pueblo tan pequeño acoge a tantos y tantos turistas llegados desde el extranjero. Aunque a algunos os resulte difícil situar a Torrox en en mapa de España. A buen seguro es porque no la habéis visitado. Esta es vuestra oportunidad.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top