La Puerta del Sol en Madrid

Puerta del Sol

La Puerta del Sol en Madrid, una de las plazas más célebres de la capital española y de toda la Península, fue en su momento una de las puertas de entrada a la ciudad de Madrid. Al igual que todas las ciudades medievales de la época, estaba rodeada en el siglo XV por una muralla de protección. Una de las puertas de aquella antigua muralla era la Puerta del Sol.

De esta manera, era un lugar muy conocido y muy frecuentado por comerciantes y visitantes de todo el mundo. Hoy en día, si la habéis visitado, os daréis cuenta que las murallas de la ciudad ya no existen. Lo sí se sigue manteniendo en la Puerta del Sol es el ambiente de punto de encuentro y reunión social. Eso no lo ha perdido desde la Edad Media.

La arquitectura española tiene notables ejemplos en la Puerta del Sol. Allí se demuestra el pasado de esplendor y grandeza que tuvo Madrid, y España en general. Un ejemplo interesante y curioso a la vez es la famosa escultura del oso y el madroño, símbolo de la ciudad. Es precisamente a partir del nombre del árbol, el madroño, del que procede el nombre de la capital de España.

La Puerta del Sol es uno de los puntos centrales para visitar Madrid. Desde ella podemos llegar perfectamente en poco minutos a lugares tan interesantes como la Plaza Mayor, el Palacio Real o la Catedral de la Almudena.

A su vez, aquí cerca hay muchas calles con tiendas y restaurantes, que nos harán mucho más amena la visita a esta plaza tan popular y turística de Madrid. Estaremos en el corazón de España. Sin ir más lejos, la Puerta del Sol acoge el kilómetro cero del país. Cualquier punto que queráis tomar desde esta plaza será el mejor indicativo.

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top