Calpe, larga playa y deporte

Calpe

La comunidad valenciana tiene la característica de que su turismo mayoritario mezcla el típico sol y playa con bellos paisajes y una intensa actividad cultural. De hecho, la localidad que hoy presentamos cumple a la perfección esta pequeña descripción que acabamos de hacer, a saber, Calpe es un municipio con una dilatada historia y hondas tradiciones, además de uno de los principales destinos turísticos de la Costa Blanca.

El puerto deportivo, junto a su paseo marítimo y los once kilómetros de costa jalonada por los acantilados, playas y pequeñas calas harán que Calpe no deje indiferente a ningún visitante.

De hecho en Calpe se sitúa uno de los símbolos de la Comunidad Valenciana, a saber, el Peñón de Ifach, inmensa mole calcárea de 332 metros de altitud que se adentra en el mar y que dio origen a la localidad de Calpe. El territorio calpense ha sido declarado como parque natural debido a la gran riqueza botánica y faunística que alberga. Además, podemos subir a la cima del Peñón, desde el cual podemos aprecias las mejores vistas de Calpe.

Una de las particularidades de esta zona es la benignidad de su clima. Esta particularidad hace que este municipio alicantina sea un lugar idóneo para todo tipo de visitante, como hemos dicho antes, desde aquellos que buscan sol y playa hasta los que pretenden visitar hermosos lugares y practicar deportes al aire libre. Los chiringuitos y puestos de alquiler de equipos (con las correspondientes tablas de windsurf o motos acuáticas) salpican las playas de La Fossa y Arenal.

Y Calpe también cuenta con calas, esas deseadas pequeñas playas dispuestas para la tranquilidad. Una de sus calas, conocida por la calidad de sus fondos marinos y aguas cristalinas es la cala de Les Bassetes, el cual, rivaliza con otras como La Manzanera o Les Urques, perfectas calas para practicar la navegación o el submarinismo. Calpe, no es de extrañar, tiene su propia escuela de vela y un centro de buceo que se sitúa en Puerto Blanco.

Pero no sólo estos deportes, sino que los amantes de todo tipo de deportes al aire libre como, por ejemplo la escalada, tienen su sitio. En el caso concreto de la escalada, ésta se puede practicar en el mismo Peñón de Ifach y espeleología en el Barranc del Mascarat.

Hasta aquí una pequeña introducción de lo que se puede hacer en Calpe. En próximos post enseñaremos que Calpe posee más encanto, más magia que la que hemos comentado hasta ahora.

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top