La Ruta de Don Quijote en la Mancha

Molinos de Viento en la Mancha

La Mancha, tierra de llanuras, tierra de caballeros andantes y vasallos. Hoy queremos ofreceros la oportunidad de descubrirla. Una ruta que bien podría haberle interesado a nuestro insigne Don Quijote de la Mancha, comenzado en Oropesa, con su Escuela Jesuita del siglo XVI, Nuestra Señora de la Asunción y el Palacio Nuevo, ambos del siglo XV.

De Oropesa podemos dirigirnos hasta Siguenza, una ciudad que, nada más llegar, se nos abre plena de belleza. Su entorno urbano aparece presidido por el castillo, hoy Parador de Turismo. Visitas imprescindibles en Siguenza son la Catedral, la Plaza Mayor, la Casa del Doncel, la fachada de las Clarisas de Santiago, la Iglesia parroquial de San Vicente y la Iglesia de Santa María.

Tras pasar por Siguenza nos espera la mágica y encantada ciudad de Cuenca, con sus increíbles Casas Colgantes, su Catedral, la Iglesia de San Miguel, la Iglesia de San Pedro o el Convento de las Descalzas. Acercaros a la Ciudad Encantada, donde la piedra cobra vida, o a los museos de Arte Abstracto, al Museo de las Ciencias o al Arqueológico Provincial.

Quizás desde Cuenca Don Quijote se hubiera dirigido hasta Albacete, la ciudad más grande de Castilla la Mancha. Aquí visitaremos el Museo Arqueológico Municipal, paseando por las calles de la ciudad. Cerca del Parador de Turismo de Albacete se halla Chinchilla de Montearagón. Vale la pena subir hasta el castillo para contemplar una magnífica extensión de la Mancha.

Nos dirigimos ahora hasta Almagro, un pueblo blanco delicioso que se levanta como un barco sobre el mar de las llanuras. Aquí visitaremos su famoso Corral de Comedias, un teatro al aire libre de la época medieval, la Plaza Mayor y el Museo del Teatro Nacional. También son destacables muchos palacios y bodegas.

Por último, terminaremos nuestra ruta quijotesca en Manzanares, Cerca de aquí se halla el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, una serie de lagunas que ocupan en total 25 kilómetros, además del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Este último es una importante reserva natural de aves. También veréis en el camino los indiscutibles molinos de la Mancha y algunas bodegas.

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top