Sarria, bonita estampa en el “Camino”

Convento de la Magdalena en Sarria

Sarria es un municipio de la provincia gallega de Lugo, lugar que contiene un bonito legado arquitectónico que ha proliferado gracias al paso del Camino de Santiago por sus tierras. Podemos encontrar ejemplos de arquitectura medieval de tipo tanto religioso como civil y militar.

La ciudad fue fundada por Alfonso IX con el nombre de Vilanova de Sarriá. No obstante sus tierras, como ocurre en la mayoría de los casos, han estado pobladas desde hace mucho tal como lo demuestran los enterramientos megalíticos documentados. Es difícil conocer cuales fueron los primeros pobladores del lugar pues se han encontrado en el municipio diversos yacimientos arqueológicos y restos de castros.

Como decíamos, el paso del Camino de Santiago por Sarria propició la existencia de muchas construcciones eclesiásticas. No obstante, quizás uno de los monumentos que más impresionen es el castillo, que junto al convento de la Magdalena y las iglesias de Santa Mariña y El Salvador nos darán muestra de lo que comentábamos, del gran patrimonio que ha dejado el Camino de Santiago por sus tierras.

No hay que perderse tampoco y, por qué no, comprar alguno de los objetos que se venden en los numerosos anticuarios locales.

Sarria, además, cuenta con hermosos espacios naturales como, por ejemplo, el conjunto recreativo de O Chanto, a las orillas del río que lleva el mismo nombre que el municipio. Para los amantes de las actividades en plena naturaleza Sarria tiene su propio lugar. Aquí es posible practicar la caza y la pesca en varios de cotos, hacer senderismo por bellas rutas e incluso dar un paseo en caballo.

Todo esto unido a su rica gastronomía con productos tales como el cocido, el pulpo, las carnes a la parrilla, los embutidos, la empanada y la caza nos harán quedarnos en Sarria más tiempo de lo que teníamos previsto.

Y es que el lugar es una conjunción completa del carácter gallego unido al carácter peregrino, de las costumbres locales unidas a exportadas procedentes del “camino”. En fin un lugar bello que a muchos de sus visitantes abandonan enamorados deseando volver.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top