Córdoba, qué visitar en la ciudad

Medina Azahara

Una visita a la ciudad de Córdoba es una vuelta por tres culturas diferentes: la cristiana, musulmana y romana. Sin embargo, mientras se profundiza en la ciudad, también se encuentran los vestigios de la comunidad judía.

Los restos medievales de la ciudad, concentrados en el casco antiguo o medina musulmana, han atraído a miles de personas. A ésto se le añaden, por supuesto, los yacimientos de las afueras de la ciudad, como Medina Azahara o las Cercadillas.

Los restos de la Corduba romana son numerosos, pudiéndose encontrar bien entre la arquitectura andalusí, como reutilizaciones de columnas o pavimento, bien como monumentos en sí. Destaca el Puente Romano, a escasos metros de la Mezquita, que, aunque reformado, guarda las características de estos sólidos puentes de grandes sillares.

En el lado opuesto de la medina, al oeste, en los Jardines de la Victoria, se encuentran unos espectaculares mausoleos romanos de época clásica descubiertos hace apenas 15 años.

Cerca de la plaza de las Tendillas, en lo que se cree que fue el Foro de la ciudad romana, se encuentra el único templo del que ha quedado muestras arqueológicas. Está dedicado al culto imperial y muchos de los restos materiales encontrados están expuestos en el Museo Arqueológico de la ciudad, no muy lejos de allí, aunque ya en el interior de la medina.

Monumento cordobés por excelencia, la Mezquita Aljama está presente en la historia de la ciudad desde el siglo VIII, siendo una de las mayores construcciones realizadas por la Dinastía Omeya. Su bosque de columnas de mármoles rosados y oscuros sobrecoge al visitante, mientras que la catedral de la ciudad, instalada en el centro del edificio en un ejemplar acto de integración arquitectónica respetando el conjunto anterior, emerge en un mar de luz y mármol blanco.

Como es de suponer, toda la medina está impregnada del esplendor omeya de antaño, con sus estrechas calles, las murallas que aún en muchos tramos la rodean, y sus edificios de grandes patios ajardinados donde el agua es el elemento principal. Muchas de estas casas son visitables o están ocupadas por las tiendas de souvenirs de la medina.

En la plaza de San Juan se puede encontrar el único alminar que ha sobrevivido intacto al paso de los siglos. Data del siglo X y, a pesar de la degradación, se ve reflejada la arquitectura religiosa de época califal, con arcos de herradura.

También en la medina se conserva aún el barrio judío, destacando la sinagoga, visitable, aunque su pequeño tamaño impide disfrutar plenamente de lo que fue antaño.

La arquitectura cristiana nos lleva hasta nuestros días. En Córdoba se pueden ver las Caballerizas Reales en conjunto con el Alcázar de los Reyes Cristianos, fortaleza realizada sobre los restos romanos, visigodos y musulmanes por Alfonso X el Sabio, tras la conquista y sus preciosos jardines. Todo ello cerca de la Mezquita.

– Sigue leyendo sobre qué ver en la provincia en: Artículos sobre Córdoba.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top