Recorrido histórico por el Parque de Doñana

Parque Nacional de Doñana

El Parque Nacional de Doñana ha sido desde siempre un lugar ideal para la observación de las aves y la conservación de la fauna silvestre. Los amantes de la naturaleza pueden acercarse hasta aquí y recorrerlo a pie, a través de sus numerosas rutas de senderismo, o bien incluso a través de una serie de visitas guiadas a bordo de un 4×4.

Este parque cuenta en total con más de 1.300 kilómetros cuadrados. Durante varios miles de años se fue formando un enorme banco de arena, para de ahí formarse un enorme lago en el delta del Guadalquivir, entre las provincias de Cádiz y Huelva. Poco a poco, el lago se fue llenando de arena, limo y arcilla, y el ecosistema dunar fue creando los pantanos.

El área que se desarrolló fue un refugio y un hábitat ideal para las aves migratorias, las aves acuáticas y la fauna residente. Por lo tanto, se hizo un terreno popular para la caza, y como tal fue utilizado por la realeza y la aristocracia hasta el siglo XX. Pero, ¿qué pasó precisamente en este siglo XX?.

Afortunadamente, en 1961 el Fondo Mundial para la Naturaleza se involucró para tratar de salvar los valiosos habitantes de Doñana, algunos de los cuales ya se encontraban en peligro de extinción. Junto con la ayuda del Gobierno español, se creó el Parque Nacional de Doñana en 1969. En 1989 ya se había convertido en el hábitat de vida silvestre protegida más grande de Europa occidental, y en 1995 fue declarado Patrimonio Natural Mundial.

Las únicas amenazas humanas hoy en Doñana se presentan como el gatillo fácil de cazadores locales que disparan a todo lo que vuela en el parque, además del tráfico intenso de carreteras. Cientos de especies de aves migratorias y acuáticas pasan el invierno de forma segura en las áreas inundadas.

Los bosques y ríos del parque ofrecen refugio para toda su fauna durante todo el año. Mamíferos, peces, reptiles, anfibios y aves, todos viven en sus dunas móviles, bosques, ríos y pantanos. Muchas especies en peligro de extinción logran salvarse aquí en Doñana, reproduciéndose en las zonas más protegidas del parque. Entre ellas el águila imperial y el lince ibérico.

Si queréis, en un próximo artículo os hablaremos de los cinco hábitats que conviven en Doñana, así como las posibilidades de hacer visitas guiadas a este parque nacional.

Foto Vía Blogs.Ua

Tags: , , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top