El Monasterio de Santa María de Ripoll en Gerona

Monasterio de Santa Maria de Ripoll

Tiene tanta importancia histórica la ciudad de Ripoll, en la provincia de Gerona, que bien vale la pena acercarse a ella para conocer un poco más sobre el nacimiento de Cataluña. Sin embargo, hoy queremos pararnos en uno de sus monumentos más representativos. Se trata del incomparable Monasterio de Santa María de Ripoll.

Este monasterio fue uno de los centros culturales más importantes del norte de España desde su fundación. Hasta aquí llegaron grandes estudiosos, para profundizar en su biblioteca, su scriptorium y en su escuela monástica medieval.

Desgraciadamente, hubo un desastroso incendio en 1835 que acabó con muchos de los grandes tesoros que guardaba este lugar. Sin embargo, el ambiente místico que se vive en los alrededores de este templo es algo que no han podido destruir ni incendios ni posteriores abandonos. Monasterio benedictino de finales del siglo IX.

No abandonamos nosotros hoy este monasterio en nuestra visita a Ripoll, a pesar de que él sólo nos quedan ya en pie la basílica y el claustro. La iglesia que veréis en la actualidad, aunque reconstruida en el siglo XIX, data del siglo XI, levantada por el abad Oliba sobre otra que ya existía anteriormente. Nada más entrar os sorprenderá el impresionante pórtico románico del siglo XII, con magníficas esculturas, uno de los mejores ejemplos del románico catalán, y por el que casi se conoce este monasterio.

Antes se me ha olvidado mencionar la vista que tendréis al llegar al monasterio de sus dos campanarios. De los dos, tan sólo el más pequeño es original, ya que el otro se reconstruyó en el siglo XIX, tras un terremoto en el siglo XV que tiró el que existía en su lugar

Ya os he dicho en más de una ocasión mi especial gusto e interés por los claustros románicos. El que podéis ver en Santa María de Ripoll consta de dos pisos, con una serie de arcos en cada uno de ellos, y la magia del jardín central, con algunos cipreses. La primera parte de su construcción se inició en el siglo XII, y no se concluyó hasta el XVI. La calma y la espiritualidad que pueden vivirse y palparse en él es notoria.

El Monasterio de Santa María de Ripoll es uno de los grandes tesoros que aún se guardan en las entrañas de Cataluña. El románico catalán tiene un bellísimo ejemplo, quizás el mejor, en este templo. No dudéis a la hora de visitarlo en vuestro paso por la provincia de Girona.

Foto Vía Planeta Postales

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top