Un día en Palencia

Cristo del Otero

Este fin de semana, y de camino a Madrid, hemos podido disfrutar de una tarde de turismo en la ciudad de Palencia. Un lugar con una historia muy interesante, ocupada por celtas, romanos y árabes. De hecho, según los historiadores, Palencia era un antiguo campamento de guarnición romana.

Rodeada por dos grandes colinas, Palencia tiene un paisaje muy pintoresco. A decir verdad podéis pasear una tarde o una mañana por ella y descubrir algunos de sus grandes atractivos. Nosotros lo hicimos, por lo que queremos daros unas pistas sobre lo que no debe faltar en vuestra visita a la ciudad.

Por ejemplo, el Puente Romano, construido sobre el río Carrión. De todas maneras, el puente que podemos ver en la actualidad fue construido por la demolición del puente anterior construido durante la época medieval. El antiguo puente romano tenía unos tres arcos, y hoy en día delimita lo que es la parte moderna y la parte antigua de Palencia, situada en la orilla izquierda del río.

Palencia es una ciudad fortificada con murallas de más de diez metros de altura. Se cree que fueron construidas en 1778, y la mayor parte de ellas aún puede verse hoy en día.

Tal vez uno de los principales atractivos de la ciudad sea la Catedral de Palencia. Su construcción se inició en 1321, y no concluyó hasta 1504 en estilo gótico. Si la visitáis no olvidaros de recorrer el museo de la catedral, con una gran colección de obras de arte religiosas.

Otra de las iglesias interesantes que deberíais visitar en Palencia es la Iglesia de San Miguel, situada en el Barrio del Mercado y construida en el siglo XIII en estilo gótico. Debemos hacer un recorrido por la Plaza Mayor, un espacio porticado del siglo XVII. Muy cerca de aquí veréis la Iglesia de Santa Clara, y en la Plaza de Isabel la Católica la Iglesia de Nuestra Señora de la Calle.

Por último no podéis dejar de lado en vuestras vacaciones, quizás cuando abandonéis la ciudad, la estatua del Cristo del Otero. Situada en la parte norte de Palencia, tiene una altura de veinte metros y data de 1930. A sus pies veréis una pequeña ermita del siglo XII.

Palencia es una ciudad que podéis recorrer perfectamente en un día. Tiene suficientes atractivos como para una visita interesante.

Foto Vía Rabiespierre

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top