El valle mágico de Benasque

Benasque

La cabecera de este valle está situada a 1.140 metros de altitud y cuenta con una población de 1388 habitantes. Un paseo por Benasque, municipio situado en la provincia de Huesca, aparte de por disfrutar de su extraordinaria belleza y de la magia especial del valle, conduce a conocer la vida, pues se trata de una típica villa montañesa donde se pueden ver grandes casonas, construidas para vivir aislados del frío, y también algunas mansiones nobiliarias distinguidas por sus escudos.

Merece unas palabras de atención por su singularidad la peculiar fabla de Benasque. Una versión de la lengua aragonesa enriquecida gracias a las aportaciones del euskera (en la Edad Media acogió un importante flujo migratorio proveniente de tierras navarras), del catalán, del gascón (que pervive en la lengua aragonesa) y del provenzal.

El dialecto benasqués está íntimamente ligado al medio natural en que se ha desarrollado y posee una enorme riqueza léxica para definir con precisión y todo lujo de matices los accidentes geográficos y los fenómenos naturales y meteorológicos del valle.

Entre sus lugares más interesantes de visitar se encuentran la Iglesia parroquial de Santa María, el Palacio de los Condes de Ribagorza, la Casa Juste, la Torre de los Infanzones y los Baños de Benasque.

– La Iglesia parroquial de Santa María es un bello templo románico del siglo XIII que ha experimentado distintas reformas a lo largo de su historia. El aspecto exterior es de suma rusticidad; la variedad de tamaños y formas de sus sillares le confieren aspecto de obra parcheada, tal que concluida con precipitación y defectos de acabado que más tarde hubieron de repararse.

– El Palacio de los Condes de Ribagorza es un edificio renacentista situado en la calle Mayor. Se trata de un alero característico de las mansiones aragonesas y contiene elementos defensivos en el exterior.

– La Casa Juste es una casona medieval con entrada adovelada y matacán aspillerado. Conviene observar la portada de medio punto con la que se reflejaba la buena posición de los señores de la casa.

– La Torre de los Infanzones es una fortificación de planta cuadrada y cimera almenada construida con finalidad defensiva.

– Por último, las aguas termales de los Baños de Benasque se suelen recomendar para problemas reumáticos, cardiacos, circulatorios, nerviosos, digestivos, respiratorios y renales. El balneario está situado a diez kilómetros del pueblo, en un magnífico paraje de alta montaña. Funciona entre mediados de junio y el 30 de septiembre. Se trata de un sitio agradable para el reposo, bastante espartano y con habitaciones con baños a precios que bien pueden considerarse baratos.

Foto Vía: Rodolfoto

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top