El Acueducto de Segovia, la mejor herencia romana

Acueducto de Segovia

Hay en España lugares de visita imprescindible, esos monumentos de los que preguntas y sabe todo el mundo dónde está. Son símbolos bien visibles, auténticas postales de una ciudad que la han definido y dado vida durante cientos y cientos de años. Nuestro protagonista de hoy encaja perfectamente en todo esto que os decimos. Se trata del Acueducto de Segovia.

Dicen los expertos en la materia que tal vez sea el mejor acueducto de los que se construyeron en la época romana. Cuando estéis delante de este Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO seguro que opináis lo mismo. Fue construido a finales del siglo I o principios del II, y realmente no se sabe muy bien a qué emperador atribuírselo. Se habla de Trajano, Cludio, Nerva, Domiciano…

El caso es que lo tenemos aquí, una obra maestra de la ingeniería romana. Tiene más de 15 kilómetros de longitud, los romanos tomaban el agua del río Frío, a 18 kilómetros de Segovia, aunque para resumirlo nosotros os recomendamos que os situéis en la Plaza del Azoguejo, que es donde se halla su puente de doble arquería. En esta parte tiene unos 728 metros de largo y una altura máxima de hasta 29 metros, con hasta seis metros de cimientos, eso sí.

La vista desde abajo es realmente increíble, y más cuando os digamos que los más de veinte mil bloques de granito que forman el acueducto no tienen ningún tipo de ligazón. Además hasta hace poco aún proveía de agua a la ciudad y su Alcázar, gracias a que se le vienen realizando restauraciones y mejoras desde la época de los Reyes Católicos.

Os dejamos con una serie de datos relevantes de este monumento tan impresionante:

· El Acueducto de Segovia conduce las aguas del manantial de la Fuenfría, por lo que estas aguas recorren más de 15 kilómetros antes de entrar en la ciudad
· El agua se recoger en primer lugar en la cisterna conocida como el Caserón, hasta llegar a la Casa de Aguas y de ahí hacia el Postigo, donde se encontraba la ciudad
· Desde su llegada a la ciudad hasta la Plaza Díaz Sanz, el acueducto consta de 75 arcos sencillos y 44 arcadas de orden doble.

Ni que decir tiene que este Acueducto de Segovia debe ser uno de esos hitos que no podamos dejar de visitar. Todo buen turista que se precie debe al menos tener una foto junto a esta obra maestra de la ingeniería universal.

Foto Vía Todo Pueblos

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top