El municipio aragonés de Borja

Borja

A 448 metros de altitud, junto al río Huecha y a 63 kilómetros de Zaragoza, el municipio de Borja cuenta con una población de 4.154 habitantes que tradicionalmente se han dedicado a la agricultura y a la ganadería. Esta capital de la comarca del valle del río Huecha fue emplazada por sus fundadores entre el río Ebro, la meseta castellana y el Moncayo, que hoy es Parque Natural.

Hoy es uno de los centros agrícolas más destacados en Aragón y un documento histórico en sí misma por su tradicional emplazamiento fronterizo entre tierras cristianas y musulmanas. En estos momentos se trabaja en unos yacimientos arqueológicos que demuestran la presencia humana en esta comarca en la era del Paleolítico.

También se tienen noticias documentadas de este asentamiento en la época de los celtíberos cuando era un destacado centro comercial y se sabe que se acuñó moneda. En nuestra visita por Borja destacaremos las Casas Hidalgas, la Plaza del Mercado, la Iglesia Parroquial de San Miguel, el Convento de la Concepción y el Ayuntamiento.

Casas Hidalgas. La mayoría de estas casonas se levantaron entre los siglos XVI al XIX y se pueden ver al pasear por las calles del centro del pueblo. Se pueden mencionar como ejemplos importantes las de Sánchez del Río (junto a Santa María), con patio de columnas; y las de la calle de San Francisco, como la de Ojeda y otra contigua.

Plaza del Mercado. Más que de la plaza tenemos que hablar de todo un complejo en el que dominan las edificaciones pertenecientes a los siglos XVI y XVII.

Iglesia Parroquial de San Miguel. Las obras para su construcción comenzaron en el siglo XIII. La zona presbiteral es de traza gótica, como corresponde a la época de la fundación del templo. La nave es el resultado de las alteraciones que sufrió la iglesia a lo largo del siglo XVIII.

Convento de la Concepción. Construido en el siglo XVII, este convento es una de las mejores muestras del barroco en Borja. Destaca su fachada y su iglesia con cúpula. En el interior se conserva un órgano barroco de Miguel de S. Juan. Es Monumento Nacional desde 1983.

Por último, el Ayuntamiento se construyó entre los años 1532 y 1534 y representa lo más característico del estilo renacentista aragonés por Antón de Veoxa.

Foto Vía: Todo Pueblos

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top