Canet de Mar, modernismo en Barcelona

Canet de Mar

Qué bonita es la carretera de la costa que nos lleva desde Barcelonahasta Canet de Mar, situada 45 kilómetros al norte de la capital barcelonesa. Atravesaréis lugares como Premiá de Mar, Mataró o Arenys de Mar. Canet es una preciosa población de la comarca del Maresme, en la que podéis ver una serie de edificios modernistas muy interesante.

No en vano muchos la conocen como el escaparate del modernismo. Sólo hay que darse un pequeño paseo por su centro histórico para ver todos los edificios de este estilo que hay por la ciudad. Entre ellos el Ateneu Catalanista, la Casa Roura y la Casa Museo Domenech i Montaner, tal vez algunas de las visitas imprescindibles que debéis hacer.

Precisamente la Casa Museo Domenech i Montaner fue construida en 1919 por el arquitecto catalán del mismo nombre, que también diseñó en Canet de Mar la Casa Roura, de 1892, y el precioso Castillo de Santa Florentina. Aunque de esto tenemos que haceros una serie de aclaraciones, claro.

El Castillo de Santa Florentina procede fundamentalmente del siglo XI, aunque fue Domenech i Montaner quien realizó las reformas más importantes de la fortaleza a finales del siglo XIX. A decir verdad la vista que se tiene del castillo es magnífica, sobresaliendo de la espesura. Para mi gusto de los edificios modernistas más bonitos de Canet de Mar es la Casa Roura, diseñado por Domenech i Montaner para ser la residencia de Ricardo Capmany.

Uno de los edificios más antiguos de Canet de Mar, tal vez el que más, es la Iglesia Parroquial, construida a finales del siglo XVI, aunque a mediados del siglo XX sufrió bastantes modificaciones para reconstruirla de los bombardeos de la Guerra Civil. Resulta impresionante la torre campanario de 42 metros de altura, de 1805. De su interior os destacamos la Capilla del Santísimo.

Otro de los grandes edificios religiosos, pero mucho más reciente, es el Santuario de la Misericordia, construido a mediados del siglo XIX, aunque a simple vista tenga un aspecto gótico más antiguo. Más nuevo es el interior, ya que se reconstruyó después de un terrible incendio producido en 1936. No es de extrañar que cuando lo visitéis haya una boda, porque hay muchos novios que eligen el templo para casarse.

No perdáis la oportunidad de hacer alguna de las rutas por Canet de Mar, que os ayudarán a conocer mucho mejor esta maravilla de pueblo modernista.

Foto Vía Casa Turismo Rural

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top