Los mejores Paradores de Turismo en España

Parador de Ronda

Ya sé que resulta francamente difícil hacer siempre una lista bajo la denominación de los mejores de. Pero hoy nosotros nos atrevemos con la de los mejores Paradores Nacionales de Turismo. Seguro que, para muchos de vosotros, en nuestra lista faltará o sobrará alguno, pero ahí es donde entran vuestros comentarios y recomendaciones, con el fin de hacer una mejor lista, ¿no creéis?.

Podemos empezar por el Parador de Ronda, situado en esta bellísima ciudad malagueña. Con sus cuatro estrellas, el edificio albergaba el antiguo Ayuntamiento de Ronda. Consta de 78 habitaciones y su ubicación, en pleno tajo de Ronda, y junto al famoso puente que hemos visto en tantas postales de la ciudad, es quizás uno de sus elementos más llamativos. El interior es moderno y lujoso, y se mezcla con la arquitectura antigua.

Seguimos en Andalucía para ir ahora al Parador de Granada. Con sus cuatro estrellas, en su momento fue un monasterio construido en el siglo XV por orden de los Reyes Católicos. Para mi gusto es de los mejores, sobre todo porque nos permite apreciar y pasar una estancia fabulosa con la vista puesta en el interior de la Alhambra.

En mi querida Extremadura situamos ahora el Parador de Guadalupe, en la provincia de Cáceres. Construido en el siglo XV, llegó a ser en su día hospital y escuela de primaria para niños. Está situado en pleno centro histórico de Guadalupe, y desde él se tienen unas preciosas vistas de este lugar. La posibilidad de visitar el Monasterio de Guadalupe es perfecta.

En la provincia de Burgos, en el corazón de la vieja Castilla, tenemos el Parador de Lerma. Situado en el punto más alto de esta ciudad, se construyó el edificio en el siglo XV, aunque más tarde se restauró para convertirse en el XVII en un castillo, gracias al célebre arquitecto Francisco de Mora. Santuario de Felipe III, la belleza tanto interior como exterior es sublime. Si lo visitáis nevado es una delicia.

Cerca de aquí tenemos el Parador de León, construido en el siglo XVI en la capital leonesa. En su momento fue utilizado como monasterio, y hoy se ha convertido en un moderno hotel de cinco estrellas. Sin embargo, si lo veis apenas veréis la diferencia con respecto a un lugar de retiro espiritual. La tranquilidad y la calma que se respiran tanto en sus alrededores como en su interior es plena.

Parador de Cuenca

Desde su preciosa atalaya, el Parador de Baiona, en la provincia de Pontevedra, se alza sobre este tranquilo y pintoresco rincón de pescadores. Magnífico castillo el que alberga este parador, la piscina y la sauna se encuentran en la antigua sala de baile medieval. Las vistas que se tienen desde las habitaciones son impresionantes.

Seguimos en Galicia, concretamente en Santiago de Compostela, para visitar su Parador. Es uno de los más caros de España, tanto por la elegancia y el lujo de su interior, como por su ubicación, en plena Plaza del Obradoiro, junto a la Catedral de Santiago. Curiosamente durante muchos siglos fue el principal albergue de peregrinos de la ciudad.

De los más bonitos para mí es el Parador de Tortosa, en la provincia de Tarragona. Está situado justo a orillas del río Ebro, por lo que ya de por sí la ubicación y las vistas son magníficas. Con sus cuatro estrellas, este antiguo castillo es único en España, con sus influencias musulmanas. Las montañas de los alrededores hacen de este paisaje uno de los más bonitos en los que podáis alojaros.

Maravillosas vistas son las que se tienen también desde el Parador de Cuenca. Su primera función fue la de servir como monasterio, aunque se le conoce como el Convento de San Pablo. Situado en plena Hoz del Huécar, y con la vista puesta en las casas colgadas de la ciudad, ofrece un gran secreto a los que lo visiten: poder probar la tradicional cocina conquense.

Por último nos quedamos con el Parador de Jaén, situado en la vieja fortaleza árabe de la ciudad, construida en el siglo XIII. Hotel de cuatro estrellas, además de poder pasar la noche en un castillo, como un auténtico cuento de hadas, nos hará disfrutar con uno de los mejores restaurantes de Andalucía, además del entorno natural privilegiado en el que nos encontramos.

Una estancia en cualquiera de estos paradores nacionales de turismo sería una verdadera pasada. Daros el capricho y disfrutar de ellos.

Tags:

Imprimir


Sin comentarios

Comments RSS

  1. Luisa Segura dice:

    A mí me gustó mucho el Parador de Monforte de Lemos, en la provincia de Lugo. Está ubicado en un Monasterio Benedictino del sigl XVII y se encuentra en el punto más alto de la ciudad de Monforte de Lemos con lo que las vistas son muy bonitas. Está cerca de la Ribeira Sacra, lugar de obligada visita.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top