Hecho, la capital del valle de Ansó

Hecho

El municipio de Hecho acoge a un total de 620 habitantes aproximadamente y abarca varias localidades: Santa Lucía, Urdués, Embún y Siresa. Se encuentra en la comunidad de Aragón, concretamente en la provincia de Huesca y todavía existen numerosas dudas acerca de su manera de escribirse, puesto que al parecer el origen de la palabra parece ir sin H, aunque sea más propio encontrarlo siempre con ella.

Está encajado entre las sierras de Luesia, Estina, Maito y de los Dos Ríos. En este valle se habla otra variantes dialectal de la fabla, el cheso, que ha conocido cultivo literario en las obras de Domingo Miral y Veremundo Méndez.

Hecho es uno de los territorios que formaron parte del primitivo Condado de Aragón. En tiempos de los romanos ya había sido vía de tránsito de gentes y enseres hacia las Galias. Una calzada romana lo atravesaba en dirección a las alturas del Puerto del Palo y vestigio de ella es el puente romano conservado en Puente la Reina, a la entrada del valle.

La capital del valle ofrece un aspecto pulcro y cuidado que impresiona favorablemente al visitante. Un pequeño pueblo diseñado con cuidado, como si hubieran medido tejados y casonas para que no rebasaran todas el mismo nivel. Las antiguas casas han sido restauradas, siempre respetando las peculiaridades de la arquitectura de montaña.

El casco urbano, que alberga casi un millar de habitantes, forma un laberinto de calles estrechas y sinuosas ubicado entre la carretera y el río. Las viviendas están construidas en piedra, con tejados de pizarra generalmente de doble vertiente; las estrechas ventanas y los grandes portalones recuerdan las casas del vecino Ansó, al igual que la distribución interior en torno a la gran estancia de la cocina.

No difiere en mucho el traje “cheso” del ansotano: los distinguen, básicamente, la chaqueta blanca de los hombres y la falda verde, recogida en pico, del vestido femenino. Las vestimentas exteriores se confeccionan con lana tejida en basto; los colores se adquieren mediante procedimientos artesanales -cabe decir seculares- de teñido. El algodón y el lino se utilizan para las prendas interiores.

Foto Vía: canduela

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top