Grazalema: bello enclave de los Pueblos Blancos

Grazalema

Rodeada por la Sierra del Pinar y del Endrinal, dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema y a unos 120 kms. de su capital Cádiz, se encuentra el bello pueblo de Grazalema, lugar lleno de encanto en pleno corazón de la bonita y atractiva Ruta de los Pueblos Blancos, denominada así por el deslumbrante color de la cal que recubren sus caseríos, enmarcados en bellos parajes sobre colinas o al abrigo de éstas.

La villa de Grazalema se nos presenta como acurrucada en medio de un valle y a la falda de la Sierra del Pinar, con el Pico de San Cristóbal que la protege, aún cuando guarda la particularidad de tener el mayor índice pluviométrico de España, debido al microclima del que disfruta. El original nombre de la localidad, Gran Zulema, así como su aspecto son de clara reminiscencia árabe; reconquistada en el año 1485 por Rodrigo Ponce de León, duque de Arcos y marqués de Cádiz, pasa a formar parte de la Casa Ducal de Arcos; pero es en el siglo XVII cuando adquiere un gran auge económico gracias a la industria textil de pañerías y mantas, que aún persiste en la actualidad.

El pueblo es muy fácil de recorrer y hay que hacerlo sin prisas, pasear sus calles, contemplar sus vistas detenidamente desde la Plaza de la Iglesia, detenerse en la Plaza de España, donde hay una fuente de origen romano y disfrutar del enclave, entrar en algunos de sus muchos bares y probar los productos propios del lugar, sus quesos, chacinas o repostería, e incluso visitar algún viejo telar. Para tal fin se ha creado el Museo Textil, al que resulta interesante acercarse, al igual que a la Iglesia Parroquial de la Encarnación, del siglo XVII y a la Iglesia de Nuestra Señora de la Aurora, del siglo XVIII, de estilo neoclásico.

Bien sea para entretenernos y disfrutar de este bello pueblo de Grazalema o bien como punto de partida y estratégico para un recorrido por el Parque Natural de Grazalema y por la Ruta de los Pueblos Blancos, vamos a proponer nuestra “Parada y Fonda” para la ocasión.

Hotel Puerta de la Villa.   Plaza Pequeña, 8   Grazalema (Cádiz).

Situado en el centro de la localidad, en un edificio de arquitectura típica de paredes blancas, rejas en las ventanas y puertas de madera; y en el interior con suelos de barro cocido y mármol, muebles de madera envejecida y elegantes tapices, decorado en tonos albero, verde oliva y azul cobalto, que crean un ambiente cálido, agradable y tranquilo. Dispone de veintiocho habitaciones y cinco apartamentos bien equipados, dos salas, biblioteca, piscina, sauna, jacuzzi y gimnasio, cafetería y restaurante, denominado La Garrocha, bastante recomendable. Cuenta con cinco plazas de garaje.

Restaurante Casa de las Piedras.  calle Las Piedras, 32  Grazalema (Cádiz).

Ubicado en una casa señorial del siglo XIX,  en una calle antigua de la localidad y escasos metros del centro de la misma, formando parte del hotel del mismo nombre, dispuesto en un salón de ambiente rústico comunicado con dos patios que le dan alegría y donde sirven platos del recetario local bien elaborados. Los quesos son de la zona y los postres caseros.

Quesos, chacinas, pasteles y sobre todo sus afamadas mantas son los productos propios del lugar para quien quiera llenar las alforjas antes de seguir el recorrido, pues nunca mejor dispuesto para habiendo disfrutado de este encantador pueblo de Grazalema, una vez desayunado, tomar “camino y manta”.

Foto vía: casadelaspiedras

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top