Olot: Cultura, naturaleza y patrimonio

Olot iglesia de Sant Esteve

En medio de las montañas, cerca del Pirineo catalán encontramos la población de Olot, situada a 443 metros sobre el nivel del mar. Sus características y su situación hacen de ella lo que antaño se conocía como la pequeña “Suiza Catalana” o el “Orinal del cielo”. Expresiones que se basaban en como era antes la localidad de Olot, por sus altos niveles de lluvia, por su verdor presente durante casi todo el año y porque es una población en la que se vive muy bien.

Esta bella ciudad de Gerona cuenta con muchos atractivos, tanto dentro de la misma como en sus alrededores. Entre sus calles encontramos magnificas obras modernistas, que hacen las delicias de los aficionados a este arte, como es la casa de la librería El Drac o can Sola Morales, entre algunos mas. También esta el Hospici, sede de muchas muestras y también de la oficina de turismo.

En forma de naturaleza, la ciudad esta rodeada por el Parque Natural de la Garrotxa, donde especies de fauna y flora conviven en armonía con los humanos. Es tierra de volcanes como toda la comarca y uno de los mas visitados es el Volca Montsacopa, que si deciden visitarlo, deben ir armados de muchas ganas de andar.

Por otro lado encontramos el Museo de los Volcanes, en el encontraran uno de los pocos sismografos que hay en Catalunya y lo mejor de todo es que este museo se encuentra en el interior de un bello parque urbano llamado el Parc Nou, un impresionante recorrido, donde no pueden dejar de visitar las popular ocas que campan a sus anchas por las instalaciones.

En la localidad de Olot, muchos personajes ilustres son los que ha visto nacer o vivir en sus calles, como son Miquel Blay o Josep Clara, así como Marià Vayreda o Joaquim Danés y Torras, entre muchos otros. La gran mayoría de ellos, relacionados con varias disciplinas del arte.

Para finalizar, no pueden dejar de visitar la ciudad durante las fiestas locales, declaradas de Interés Nacional, por ser consideradas las fiestas del pueblo, de la gente de a pie, donde la inmensa mayoría de eventos son gratuitos y sobre todo por su patrimonio cultural en figuras de gigantes y cabezudos. Este ultimo detalle, es lo mejor de la fiesta, año tras año, la gente, lugareños y turistas, llenan la plaza mayor para disfrutar del baile de los gigantes a las doce del medio día, un espectáculo que no tiene precio.

Disfruten de la visita.

Foto vía Wamito

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top