Parque de la Ciutadella en Barcelona

parque de la ciutadella

Si están buscando un gran sitio donde pasar largas tardes de primavera, rodeados de naturaleza, tranquilidad y un ambiente inmejorable, donde poder leer bajo la sombra de un árbol o conocer parte de la historia de la construcción, lo mejor que pueden hacer es acercarse al Parque de la Ciutadella en Barcelona.

Con una superficie que alcanza las 17,42 hectáreas, el Parque de la Ciutadella de Barcelona, cuenta en su interior con invernaderos, parque infantil, merendero, bares, mesas de juego de ping-pong y hasta el Museo de Geología.

Así pues, esta gran construcción, fue realizada a mediados del siglo XIX, siendo de los primeros parques públicos que existieron en la ciudad. Hacia 1872 fue cuando Josep Fontseré proyectó su idea original, que más tarde se cambio para poder incluir en su interior la Exposición Universal realizada en 1888, que mas tarde dio lugar a la gran extensión del Zoo de Barcelona, con una ocupación de 14 hectáreas, poco menos de la mitad, ya que el Parque de la Ciutadella junto con el zoo suman un total de 31 hectáreas.

En la actualidad, este maravilloso enclave natural, se ha convertido en los más urbanos de Barcelona, contando con cientos de personas que lo visitan a diario, para realizar jogging, así como diversas actividades tanto culturales como lúdicas. Durante el paseo por su interior, se pueden observar además, un inmenso lago donde poder navegar, cantidad de esculturas, una glorieta y el Parlamento de Cataluña, donde a su frente se sitúa la Plaza de Armas, asimismo en el estanque situado en esta zona, se puede observar una escultura femenina creada por Josep Llimona.

A vista de águila, el Parque de la Ciutadella de Barcelona, tiene una forma ecléctica, con líneas curvas y otras zonas más clásicas, con formas más regulares, ideal para pasear entre álamos alineados a ambos lados del camino, palmeras, roble australiano, almez, o plátano, una gama amplia de vegetación, gran parte de ella exótica, que harán las delicias de los amantes de la naturaleza, la botánica y las tardes tranquilas tumbados en el césped. Y, ¿por qué no?, encontrar los rincones más curiosos para hacerte las fotos de tu boda, por ejemplo.

Foto vía: freephotooftheday

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top