Mérida. El Teatro Romano: Una magnífica obra

Teatro Romano de Mérida

Nada más llegar a la ciudad de Mérida, en un primer acto, hay que acercarse al Teatro Romano, que ya por sí mismo bien merece la visita a esta ciudad, fundada en el año 25 a.C. por  Octavio Augusto, quien la denominó Emerita Augusta, de quien toma el nombre junto para quienes la creó, los soldados eméritos licenciados del ejército romano; que la convirtió en la provincia romana más occidental, hoy capital de Extremadura, situada en la provincia de Badajoz, a 62 kms. de su capital.

En el Conjunto Histórico-Arqueológico de Mérida, unico en España, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993, destaca el Teatro Romano, uno de los mejores conservados del mundo, una magnífica obra de una belleza excepcional y perfecta acústica, levantado entre los años 15 y 16 a.C. por iniciativa del cónsul romano Marco Vipsanio Agripa, que marca el centro de la ciudad y es su monumento más visitado, que junto con el anfiteatro y los jardines componen este grandioso conjunto arqueológico.

En un segundo acto, podemos recorrer otros muchos monumentos de la época romana que también conserva la ciudad de Mérida, el Anfiteatro Romano, del año 8 d.C., destinado a las luchas de gladiadores y fieras, y entre éstos; el Circo Romano, del siglo I, donde se realizaban numerosas competiciones y espectáculos; los restos del Templo de Diana, del siglo I a.C., dedicado al culto imperial; el Arco de Trajano, de carácter triunfal, construido en granito y recubierto de mármol en su origen; la Casa del Mitreo, del siglo I d.C.; el Puente Romano sobre el río Guadiana, que marca el origen de la ciudad, prolongado más tarde, teniendo en la actualidad 792 metros de largo; las ruinas del Acueducto de los Milagros, del siglo I d.C., que traía agua a la ciudad desde un embalse situado a 5 kms. de distancia; y las del Acueducto de San Lázaro que traía el agua de arroyos y manantiales subterráneos.

Desde el Puente romano se obtiene una bonita vista de la Alcazaba, monumento árabe construido en el año 835 d.C. por Abderramán III. La alcazaba más antigua de la península ibérica. La Iglesia de Santa Eulalia, del siglo IV, dedicada a la niña santa martirizada, aún cuando el templo actual data del siglo XIII levantado sobre los restos del original. Resultan de interés el Museo Nacional de Arte Romano y el Museo de Arte Visigodo.

También resulta interesante buscar alojamiento en esta monumental ciudad de Mérida, al igual que disfrutar de la buena gastronomía extremeña; por lo que “Lugares con encanto. Parada y fonda“, sugiere para la ocasión los siguientes establecimientos.

Hotel Nova Roma.  calle Suárez Somonte, 42   Mérida (Badajoz)

Hotel Nova Roma

Ubicado en una privilegiada situación debido a la proximidad del maravilloso conjunto arqueológico, en el centro de la ciudad, cuenta con 55 habitaciones cómodas y confortables, bien aisladas y acogedoras, con un moderno equipamiento. Dispone de cafetería y restaurante, así como de diversos salones.

Restaurante Nicolás.  calle Felix Valverde Lillo, 13.  Mérida (Badajoz)

Restaurante Nicolas en Merida

Abierto desde el año 1984, cuenta con una merecida fama y solera. En un ambiente clásico y acogedor ofrece una buena cocina extremeña y platos de otras especialidades con un toque moderno, elaborada con productos autóctonos de calidad. Excelente jamón ibérico.

El Teatro Romano de Mérida, desde el año 1933 acoge el Festival de Teatro Clásico, durante los meses de julio y agosto, recuperando así su función original; para vivir unos momentos espectaculares en un escenario único.

Fotos vía: wikimedia  y  extremadura.com

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top