Frigiliana, luz en las alturas

Frigiliana en Malaga

Brillando con todo su esplendor, enclavada en la sierra de Almijara, en la zona más oriental de la comarca de la Axarquía, asomada al Mediterráneo, ofreciéndonos una excepcional panorámica de la costa, se nos muestra la bellísima villa de Frigiliana, en la provincia de Málaga, a 56 kms. de su capital, y a tan solo 6 kms. de la alegre población de Nerja, que le queda abajo.

Su mayor atractivo se concentra en el barrio morisco, que conforma un bello entramado urbano de calles estrechas, sinuosas, empedradas, empinadas y escalonadas, repletas de macetas y flores, con pasadizos, algunos con puertas que en su día se cerraban para aislar unas zonas de otras, con adarves y revellines, y con pequeñas casas pulcramente encaladas que se encaraman unas sobre otras; todo ello muy bien conservado y cuidado, lo que le ha servido para obtener varios premios oficiales de reconocimiento, siendo el más importante el Primer Premio Nacional de Embellecimiento de los Pueblos de España.

En nuestro delicioso paseo por sus calles, que lo podemos iniciar en la Plaza de la Iglesia, encontraremos muchas tiendas de cerámica, esparto, mantas, colchas, así como de vino moscatel y miel, típicos del lugar; también hay un buen número de bares, tascas y restaurantes, donde tomar un aperitivo.

Resulta de interés visitar la Iglesia de San Antonio, del siglo XVII. de estilo renacentista; el Palacio de los Condes de Frigiliana, casa solariega del siglo XVI, renacentista, que acoge la única fabrica de miel que existe en la actualidad en Europa y una almazara artesanal; el Palacio del Apero, siglo XVII, hoy Casa de la Cultura, Biblioteca y Museo Arqueológico; los Reales Pósitos, siglo XVIII, antiguo silo; la Fuente Vieja, siglo XVII; la Ermita del Ecce Hommo, siglo XVIII, conocida como la Ermita del Santo Cristo de la Caña; y el Castillo árabe, de finales del siglo IX.

Para disfrutar plenamente de la visita a esta preciosa villa de Frigiliana, “Lugares con encanto. Parada y fonda“, sugiere una estancia totalmente acorde con el ambiente y su entorno.

Hotel La Posada Morisca.  Loma de la Cruz s/n. Frigiliana (Málaga).

Este hotel rural con encanto se encuentra en pleno campo y a tan sólo 2 kms. de distancia de Frigiliana, formado por un conjunto de casitas blancas, al más puro estilo andaluz, simulando cortijos independientes, y guardando en su interior un cierto aire morisco, con una decoración cálida, con suelos de barro, azulejos artesanales, techos de madera y mobiliario rústico y colonial. Sus 12 habitaciones son diferentes e independientes; están bien acondicionadas, son confortables y disponen de estufa de leña. Lugar ideal para disfrutar de la naturaleza, la tranquilidad y de unas excelentes vistas. Disponen de un comedor para desayunos y cenas.

Para degustar la gastonomía local, de la que su plato más característico es el choto, amén de las migas, los potajes y las tortillitas de bacalo con miel de caña, y en la repostería los dulces con miel de caña, especialmente, las batatas; entre un buen número de restaurantes que se nos abrirán en el camino, los popularmente más conocidos son el Restaurante El Mirador, el Restaurante Garden y el Restaurante Jaime.

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top