Alcañiz, redoble monumental

Alcañiz (Teruel)

De igual forma que se elevan con estruendo sobre el cielo de Alcañiz, en la provincia de Teruel, a 160 kms. de su capital, el imponente sonido de los redobles de  tambores durante la celebración de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Nacional, en el transcurso del Viernes y el Sábado Santo, según la tradición que se remonta al año 1678; el Castillo y la Iglesia- Colegiata de Santa María, sus dos principales monumentos, se alzan majestuosamente sobre la ciudad, haciéndose visibles desde la distancia, imprimiéndole carácter y prestándole su imagen que la distingue.

Su núcleo urbano, declarado Conjunto Histórico-Artístico, se extiende al pie de su enorme y sobrio castillo, que se erige en el gran protagonista, siendo en el siglo XI cuartel general de la Orden de Calatavra, acogiéndo en la actualidad en el Palacio de los Comendadores, de estilo barroco, las dependencias del Parador Nacional de Turismo y guardando en la Torre del Homenaje  una interesante colección de pinturas rupestres del siglo XIV, que narran la conquista de Valencia por Jaime I, que junto con su precioso claustro gótico y la capilla, conforman un excepcional conjunto monumental.

La Iglesia-Colegiata de Santa María, tiene su origen en el siglo XIII, levantada en el siglo XVIII, de estilo barroco, sobre una iglesia gótica anterior, de la que se conserva un gran torre-campanario adosada a un muro lateral, destacando, además, sus grandes dimensiones y su ornamentación, así como su bella fachada flanqueada por dos torres y repleta de esculturas de piedra, enmarcada por un arco de medio punto.

En la misma Plaza de España, se nos muestran otros dos edificios de interés, el Ayuntamiento, del siglo XVI,  renacentista de estilo italiano, con tres plantas, amplio alero y galería arqueada; y junto a este, haciendo ángulo, la Lonja, del siglo XV, de estilo gótico, con una elegante galería y arcos de tracería, declarados ambos Monumento Histórico en el año 1931. Este bonito conjunto monumental hacen de la inclinada Plaza de España un espacio único y singular.

Completamos la visita con un recorrido por su casco antiguo y un tapeo para degustar la gastronomía del lugar, en la que merecen mención los embutidos, derivados del cerdo, la caza, los asados y los productos de la huerta; y entre los dulces, las tortas del alma, las tetas de Santa Águeda, y los almendrados. Para disfrutar de una buena estancia y de la cocina sentados a una buena mesa, “Lugares con encanto. Parada y fonda” propone los siguientes establecimientos.

Hotel Parador de Alcañiz.  Castillo de los Calatravos s/n. Alcañiz (Teruel).

Hotel Parador de Alcañiz. Alcañiz (Teruel)

Ubicado en el castillo que se alza en el cerro Pui-Pinos, ofreciéndonos un estupendo panorama de la ciudad y su entorno, dentro de un dieciochesco palacio aragonés, con fachada barroca y murales góticos, manifestando toda su grandeza, en un ambiente plácido y palaciego, con un hermoso y apacible jardín, y unos interiores bien decorados con tonos suaves, rojizos, ocres y verdes, con mobiliario y vigas de roble, presenta 37 habitaciones amplias, confortables y bien equipadas, además de otras dependencias agradables, entre las que cabe resaltar su restaurante, que ofrece una buena cocina.

Restaurante Meseguer.  Avenida del Maestrazgo, 9  Alcañiz (Teruel).

Restaurante Meseguer. Alcañiz (Teruel)

En unas instalaciones modernas y acogedoras, con decoración minimalista, ofrece unos buenos platos de la cocina tradicional y aragonesa, basada en la calidad de la materia prima, guardando una estupenda relación precio-calidad. Reconocido con varios premios regionales y nacionales.

Son relevantes en Alcañiz y en la provincia  los artículos de cerámica, para aquellos que gustan de llevarse un recuerdo o hacerse con algunas compras.

Foto primera vía: viajespain.es
Foto segunda vía: minube.com
Foto tercera vía: turispain.com

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. Hola
    Alcañiz es una localidad hermosa llena de mucha cultura e historia y es por ello que su conjunto urbano es declarado Casco histórico-Artístico. Además no hay nada mejor que quedarse en un parador ya que desde el alojamiento se aprende del lugar y de toda la historia que lo rodea.
    Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top