Pampaneira, colgado de una ladera

Pampaneira (Granada)

Subiendo por la sinuosa carretera que nos conduce por el Valle de Poqueiras, en la comarca de Las Alpujarras, contorneando las profundas laderas del barranco, cubiertas de castaños, nogales, cerezos y alamos, llegamos a Pampaneira, uno de sus tres pueblos más conocidos y turísticos, que se nos presentan escalonadamente asidos a las laderas del valle, siendo quizás el más curioso y bonito de ellos, por su encanto y singularidad.

El mayor atractivo de esta pequeña, única y pintoresca población reside en recorrer a pie sus angostas calles, muchas de ellas, techadas y atravesadas por estrechas canalizaciones de agua, y contemplar su conjunto de arquitectura típica de aspecto berebere, de casas que se apiñan unas sobre otras, de piedra y encaladas, de forma cúbica, de dos plantas y azotea plana, llamada “terrao”, compuesta de launa, arcilla magnésica de propiedades impermeables y aislantes; con alero de piedra y chimenea que sobresale, rematada con una pequeña losa.

En este agradable y peculiar paseo, en la Plaza de la Libertad, en el centro del pueblo, podemos visitar la  Iglesia Parroquial de la Santa Cruz, del siglo XVI, levantada sobre una antigua mezquita, de una sola nave, de planta cuadrangular y artesonado mudéjar, con cuatro retablos de madera de los siglos XVII y XVIII; tejado ocre y muros de ladrillo. Junto a la iglesia, se encuentra la Fuente de San Antonio, que según cuenta la leyenda quien bebe de sus aguas encontrará pareja casadera. Tambien, por la calle Cerrillo podemos llegar a la Fuente del Cerrillo, de manantial continuo, que sirvieron de lavaderos árabes.

Bastantes bares, tabernas y restaurantes se nos ofrecen para tomar un aperitivo o para sentarnos a comer y complacer el estómago con los platos propios de la gastronomía alpujarreña, entre los que cabe mencionar aquéllos derivados del cerdo, así como los potajes, las migas, el choto al ajillo, el arroz con conejo, y por supuesto, las papas a lo pobre. Podemos reseñar, entre otros, el Restaurante Alfonso, en Avda. de la Alpujarra, 1; el Restaurante Julio, en Avda. de la Alpujarra, 9; el Restaurante Alegrías, en calle Estación s/n; o el Restaurante Casa Diego, en Plaza de la Libertad, 15.

Si continuamos la carretera, a muy poca distancia, a unos 4 kms., llegamos al pueblo de Bubión, que a su vez queda muy cercano del siguiente, Capileira, donde ésta finaliza, y que merecen una visita; por lo que “Lugares con encanto. Parada y fonda”  sugiere que una buena propuesta sería la de pernoctar en Bubión, que queda a mitad de camino.

Villa Turística de Bubión.  Barrio alto s/n.  Bubión (Granada)

Villa Turística de Bubión II. Bubión (Granada)

Asomadas a la ladera de una montaña, ofreciéndonos unas magníficas vistas, este complejo de casitas de arquitectura típica alpujarreña compuesto por 43 viviendas con habitaciones correctamente equipadas, con baño, salón con chimenea, zaguán, terraza y un pequeño jardín, distribuídas por callejuelas y placitas, con plantas, flores y fuentes, simulan un pequeño pueblo tranquilo y agradable, bien integrado en el entorno. En el edificio principal se encuentra la zona de recepción, cafetería, restaurante, salones y la piscina exterior. Fácil aparcamiento.

Lugar ideal para la práctica del senderismo, parapente, escalada, etc., para los más atrevidos y amantes de la naturaleza, y para los más tranquilos y conservadores existen un buen número de tiendecitas de artesanía local, de orfebrería, cerámica, tallado de madera, cuero, forja, mimbre, etc., y especialmente de tejidos, de los que son bien conocidos las jarapas.

Foto primera vía: trekearth
Foto segunda vía: ruralandalus

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top