La Batalla de las Navas de Tolosa en 1212

Navas de Tolosa

Este año del 2012 se cumple el 800 aniversario de uno de los episodios más importantes de la historia de España. Un 16 de julio de 1212, en las inmediaciones de la villa jiennense de Santa Elena, se veían las caras el ejército musulmán del califa almohade Muhammad an-Nasir y las tropas castellanas de Alfonso VIII de Castilla, las navarras de Sancho VII de Navarra y las aragonesas de Pedro II de Aragón. Era e iba a ser la trascendental Batalla de las Navas de Tolosa.

Dicen los historiadores que la victoria cristiana en esta batalla supuso el momento más importante de la Reconquista. Fue algo así como el principio del fin de la presencia musulmana en España, aunque su expulsión definitiva no se produjera sino casi tres siglos después. Sin embargo la cruzada emprendida por el rey Alfonso VIII contra los almohades recobró un ímpetu inusitado, y el fervor de la Reconquista se hizo patente en los corazones de todos.

Tanto es así que fue la primera batalla en la que se unieron todos los reinos de Al Andalus contra el invasor. Las viejas rencillas desaparecieron y todos hicieron frente común ante el poderoso ejército que les esperaba. A pesar de todo nadie estaba muy seguro de la victoria cristiana en los prolegómenos de la contienda, habida cuenta de que el contingente musulmán llegaba a los 120.000 soldados, frente a los 70.000 de las tropas castellanas.

Apenas unas horas después el ejército musulmán se retiraba derrotado, consciente de haber sufrido la peor derrota hasta ahora desde su entrada en España allá por el 711. Nuevamente según los historiadores se cree que fueron unas 90.000 las bajas que sufrió el ejército musulmán, algo del todo punto inesperado y que supuso un golpe moral terrible.

Y todo curiosamente en un momento de la historia en el que los cristianos andaban envueltos en guerras civiles por problemas de fronteras. Los musulmanes quisieron aprovechar la coyuntura para asentar definitivamente su total invasión, recuperando parte de los territorios perdidos. Toda Europa estaba pendiente del conflicto, ya que si los musulmanes lograban hacerse con toda la Península Ibérica nada ni nadie parecía detenerles para volver al viejo sueño de adentrarse en el continente.

Sin embargo, gracias a la Santa Cruzada promulgada por el Papa Inocencio III a instancias del rey Alfonso VIII, las tropas castellanas pudieron reunir un buen ejército, aunque aún insuficiente en número, para enfrentarse al invasor. Solo los reyes de Portugal y León no quisieron unirse a la contienda. Tal vez con ellos la situación en principio hubiera estado más igualada.

Lo que vino después fue la batalla más importante que tuvo lugar en suelo hispano durante la invasión musulmana. Las Navas de Tolosa es un episodio que marcó un antes y un después en el devenir de los acontecimientos. Si en aquella ocasión no se hubiese conseguido la victoria quizás hoy en día no estaríamos hablando de España tal como es…

Foto Vía Subastas 21

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top