Riaza, animada villa serrana

Riaza plaza mayor

Debido a su privilegiada situación, en las estribaciones de la sierra de Ayllón, a 1.190 m. de altitud, y muy cercana a la estación de esquí de La Pinilla, la villa de Riaza, en la provincia de Segovia, a 72 kms. de su capital y a 118 kms. de Madrid; así como por su espléndido conjunto arquitectónico, reúne un considerable número de visitantes, tanto en los fines de semana como en los puentes, fiestas veraniegas e invernales, confiriéndole un cáracter turístico, haciendo de ésta su actividad más importante.

La animosa vida de la localidad se concentra en su bonita Plaza Mayor y en las calles que la circundan, a la que llegan radialmente. La Plaza Mayor está presidida por el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVIII, que rompe la simetría de la plaza. Delante, y en el centro de la misma, se encuentra un ruedo de arena, rodeado por gradas de piedra, que sirve para festejos taurinos. La plaza queda rodeada por un bello conjunto de casas de una arquitectura típica popular castellana, con balcones de rejas y soportales de piedra o madera.

Ocupando uno de los extremos de la plaza, detrás del edificio del Ayuntamiento, se encuentra la  Iglesia de Nuestra Señora del Manto, construída entre los siglos XV-XVI, de estilo renacentista, de aspecto sobrio y planta rectangular, en la que destaca su torre-campanario; su interior consta de tres naves, en el que guarda algunas obras de arte de gran belleza.

Otro gran atractivo que ofrece la villa es su gastronomía, con platos tradicionales de la cocina castellana, donde imperan los asados, que bien podemos disfrutarlos en Casa Marcelo, en Plaza Mayor, 16, donde no han de faltar, además, los judiones; en La Taurina, en Plaza Mayor, 6, establecimiento muy solicitado, o en el Restaurante Casaquemada, en la calle Isidro Rodriguez, 8, que pertenece al Hotel Casaquemada, donde podríamos establecer nuestro alojamiento: ubicado en una casa típica de pueblo. cómoda y pulcra, que cuenta con 20 habitaciones bien equipadas y funcionales.

Para aquellos que sean más inquietos y no tengan pereza en desplazarse a unos cuantos kilómetros, puesto que prefieren alojarse en un establecimiento con encanto en plena naturaleza, a unos 13 kms., está el pequeño “pueblo rojo” de Villacorta, donde, a la salida del núcleo urbano, se encuentra el Hotel Molino de la Ferreira, en Camino del Molino s/n., ubicado en un antiguo molino harinero, a orillas del río Vadillo, con un bonito jardín y terraza, donde dispone de 10 habitaciones acogedoras y bien decoradas, con mobiliario rústico, salones, chimenea, biblioteca y restaurante.

La buena situación de la villa de Riaza, nos permite realizar otras excursiones por el interior de la provincia de Segovia, que cuenta con bellos pueblos, tales como Pedraza o Sepúlveda, a destacar entre otros, de los que “Lugares con encanto en España. Parada y fonda“, detalla una amplia visita.

Foto: Elena FD

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top