Benalmádena, para todos los gustos

Benalmadena Pueblo

Tres núcleos de población distintos, enmarcados en entornos diferentes, aunque unidos entre sí, por la expansión urbanística, conforman la bonita y turística villa de Benalmádena, en la provincia de Málaga, a unos 22 kms. de su capital, extendiéndose desde la sierra de Mijas hasta el mar, y ofreciendo una amplísima y variada gama de atractivos, naturales, de ocio, culturales, monumentales o arquitectónicos, y de otras índoles, que la han convertido en un lugar preferentemente turístico de la Costa del Sol.

Benalmádena Pueblo, origen de la localidad, levantada en la época musulmana, amurallada y con fortaleza, de la que apenas quedan algunos restos en el lugar denominado “El Muro”, guarda  toda la estética y el sabor de un bonito pueblo serrano del mediterráneo andaluz, de casas blancas, calles estrechas y bien cuidadas, adornadas con plantas y flores, placitas agradables, que incitan a un tranquilo y plácido paseo, deteniéndonos en la coqueta Plaza de España, presidida en el centro por la escultura de la Niña de Benalmádena, realizada en bronce por Jaime Pimentel, convertida en el símbolo del municipio, para continuar hasta la parte alta, donde se encuentran los Jardines del Muro, cuyo diseño se le atribuye al polifacético artista César Manrique, desde donde conseguimos unas excelentes vistas de todo el litoral. Junto a éstos está la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán. A poca distancia de este núcleo urbano, se encuentran el Castillo de Colomares, dedicado a Cristóbal Colón y su llegada al Nuevo Mundo, en el que destaca la belleza de sus vidrieras; y la Estupa de la Iluminación, monumento budista para la paz, la prosperidad y la armonía.

El Arroyo de la Miel, es el núcleo intermedio, que reúne el mayor número de población, teniendo su origen en la Plaza de España, un bonito rincón que guarda de entonces su estructura y el arco de piedra que da entrada al mismo. Merecen una mención especial el Parque de Atracciones Tívoli, el Telecabina, que nos lleva a lo más alto de la sierra, y parte de este lugar; y el amplio y agradable Parque de La Paloma.

En Benalmádena Costa, que abarca toda la zona costera, podemos transitar por su Paseo Marítimo, repleto de chiringuitos, bares, restaurantes y tiendas, que tiene en uno de sus extremos, su afamado puerto deportivo, Puerto Marina, zona residencial y de ocio, de gran belleza arquitectónica y muy concurrido por su extensa oferta de restaurantes y bares de ambiente, excepcional en la movida nocturna. A la entrada del mismo, está el Sea Life Aquarium, que expone diferentes escenarios marinos y acuarios. Al otro extremo del Paseo Marítimo, está el Castillo de Bil Bil, de estilo árabe, enlucido en rojo en el exterior y con azulejos y bajorrelieves al estilo tradicional nazarí, rodeado por jardines y fuentes. Varias torres vigías se yerguen a lo largo de la costa, tales como las de Torrebermeja, Torremuelle o Torrequebrada, y un buen número de playas y calas que, además de alegrarnos la vista, nos brindan la oportunidad de disfrutar del sol, la arena y el mar, llegado el buen tiempo.

Entre tantas opciones de pasarlo bien, en esta bonita villa de Benalmádena, no hay que olvidar el momento gastronómico y su disfrute, por lo que, entre tanta y tan variada oferta existente, hacemos una estupenda propuesta.

Restaurante Sidrería Rincón Asturiano.  Plaza de la Iglesia, 3-4  Arroyo de la Miel. Benalmádena (Málaga).

Situado en el centro del Arroyo de la Miel, en la Plaza de la Iglesia, junto a la misma, presenta tres espacios diferentes y agradables, una zona de barra, amplia y bien atendida, con mesas y sillas altas, en la que se puede picar y tapear; otra interior, con un salón cálido y acogedor; y la terraza, cerrada o abierta, según la temporada, que da a la plaza y a la iglesia, en un rincón recogido y plácido. Con una cocina abierta, ofrece unos platos de corte regional y tradicional, bien elaborados, en los que caben resaltar su buena materia prima. Servicio esmerado y atento. Buena relación precio-calidad.

Restaurante Rincón Asturiano

A la hora del descanso, sugerimos un establecimiento con encanto en Benalmádena Pueblo, aunque para quienes gusten de estar en la costa e inmerso en un ambiente mas festivo, cuenta con numerosos hoteles bien preparados y equipados, con todo tipo de servicios, propios de lugares turísticos, entre los que podemos citar el Hotel Alay, a la entrada del puerto deportivo, el Hotel Tritón, en la Avda. Antonio Machado, así como otros muchos que se suceden a lo largo de la costa, o el Hotel San Fermin, en el Arroyo de la Miel,  a poca distancia de la playa.

Hotel La Fonda.  c/Santo Domingo de Guzmán, 7  Benalmádena.

Ubicado en el centro del casco histórico de Benalmádena Pueblo, en un bello edificio blanco y singular de cuatro plantas, reformado con esmero, en un ambiente tranquilo, confortable y pulcro,  cuenta con 28 habitaciones, bien decoradas en estilos árabe, andaluz y griego, y bien equipadas, que se abren en torno a un precioso patio andalusí. Son destacable su piscina al aire libre y su terraza en la azotea, con unas excelentes vistas.

Los amantes del senderismo también tienen cabida en esta visita, pues existen varias rutas trazadas por la sierra, siendo por excelencia, el lugar ideal para los deportes náuticos.

Foto primera vía: Benalmadena
Foto segunda vía: rinconasturiano

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top