Información de Navarra

Mapa de Navarra

Histórica y culturalmente hablando Navarra es una de las regiones más ricas de España. No en vano fue una de las piezas más codiciadas durante la Edad Media, especialmente por su situación geográfica. Los reinos de Francia, Aragón y Castilla entre otros se la disputaron durante siglos, de ahí que sus fronteras siempre fueran escenarios de grandes conflictos.

A esto se le añade una peculiar diversidad de paisajes, que abarcan desde la alta montaña hasta los llanos del Ebro. Desde el punto de vista cultural, para el turista de a pie Navarra ofrece todo un compendio de arte. Los patrimonios de sus pueblos y ciudades comprenden todos los estilos arquitectónicos, desde el románico hasta el más vanguardista.

Pasando además por ser también, a pesar de su lejanía, una de las regiones más emparentadas con el Camino de Santiago. Por sus tierras han pasado a lo largo de la historia cientos de miles de peregrinos en busca de la aún distante Compostela. Navarra es tierra de castillos, de turismo rural y recipiente de una maravillosa gastronomía. Suficientes atractivos por tanto como para perdernos por ella.

DESTINOS TURÍSTICOS

La capital de Navarra es Pamplona, una ciudad que si bien es hoy mundialmente conocida por sus Fiestas de San Fermín, tiene muchos más atractivos para el visitante. La Catedral de Santa María con su Museo Diocesano, la Iglesia de San Nicolás o la de San Saturnino, la Basílica de San Ignacio de Loyola  o la ciudadela son visitas que resultan imprescindibles. Hay que destacar a su vez el Museo de Navarra, el Palacio Episcopal  o el moderno Planetario.

Del resto de destinos turísticos de la región hay que citar en primer lugar Sangüesa, uno de los grandes hitos navarros del Camino de Santiago. Visitamos en ella la Iglesia de Santa María o la de San Nicolás, para dar luego buena cuenta de sus tradicionales pochas y coger fuerza para seguir el camino. Aunque para hablar de santuario de los peregrinos hay que ir hasta Puente la Reina, con el puente del siglo XI que le dio nombre y las iglesias de San Pedro, San Juan y Santiago.

Más hermosa si cabe es Estella, la capital del románico en Navarra. Su centro histórico es un museo al aire libre de este estilo arquitectónico, destacando la Iglesia de San Pedro de la Rúa, la de San Miguel o el Santo Sepulcro. Junto a estos templos hay edificios civiles de gran interés, como el Palacio de los Reyes de Navarra o el Palacio de los Sancristóbal. Casi del mismo estilo es Tudela, que cuenta con otro gran patrimonio dentro de su centro histórico, donde sobresale la Iglesia de Santa María Magdalena.

Nos quedaría por visitar Olite, famosa por su castillo y sus vinos, así como por la Iglesia de San Pedro; Roncesvalles, punto emblemático del Camino de Santiago; Muruzábal y la Iglesia de Santa María de Eunate; Cirauqui, muy cerca de Puente la Reina; Viana y su centro histórico; Ochagavía y por supuesto los paisajes y la montaña de los Pirineos navarros donde se encuentra este municipio, que si bien no tienen estaciones de esquí alpino sí cuentan con los suficientes atractivos como para desarrollar un buen número de actividades en ellos.

CLIMA

Navarra se caracteriza por tener un clima muy variado a lo largo de todo su territorio. Destacan en él la influencia montañesa de los Pirineos y el clima mediterráneo del valle del Ebro. La zona norte de la región es mucho más húmeda y lluviosa que el sur, donde encontramos temperaturas más altas y precipitaciones más ocasionales. Aún así no hay grandes extremos de temperaturas, con inviernos no demasiado fríos (aunque sí en las zonas de alta montaña) y veranos suaves, a excepción del norte navarro, donde el calor sí aprieta mucho más (se llegan a alcanzar en algunos puntos los cuarenta grados)

GASTRONOMÍA

Navarra tiene una serie de platos típicos y productos de la tierra, carnes y pescados de río que debemos probar. Algunos de estos platos son los pimientos del piquillo y alcachofas de Tudela, el cordero al chilindrón de Pamplona, el cochinillo asado de Estella, las alubias pochas de Sangüesa o el calderete. Los quesos de Roncal o Urbasa, las patatas de Aézcoa, la huerta con sus tomates, borrajas, lechugas, pimientos y acelgas, y pescados de río como la trucha y el salmón del Bidasoa son también muy a destacar. De postre unas cuajadas o unos canutillos de Sumbilla, y para beber los vinos de la Denominación de Origen de Navarra.

IDIOMA

En Navarra se hablan dos lenguas, el castellano y el euskera, ambas oficiales. Aunque el vascuence es más propio de la zona centro y norte del territorio.

COMPRAS

Hay algunos productos típicos que hemos de comprar si visitamos Navarra. Entre los más tradicionales estarían el Pacharán, las botas de cuero para el vino, objetos de madera y vidrio, artículos relacionados con los SanFermines como por ejemplo el pañuelo rojo, los kaikus para guardar la leche, cerámica o tapices. Desde el punto de vista gastronómico hay que hacerse con un buen vino navarro (un moscatel, por ejemplo), los quesos de Roncal o Idiazábal, y aceite.

ALOJAMIENTO

En Navarra hay alojamientos para todos los gustos, desde los hoteles más modernos y exclusivos, hasta hostales, pensiones, albergues, casas de tipo rural, cabañas, etc… En muchos de los pueblos de la región se opta precisamente por el turismo rural para pasar unos días de descanso.

AEROPUERTOS

Navarra cuenta con un aeropuerto, situado a solo seis kilómetros de Pamplona, entre los municipios de Noáin y Esquíroz. Desde el aeródromo se puede tomar un taxi hasta la ciudad pamplonica. Si queremos tomar un autobús hay que ir hasta Noáin y tomar la línea 16 hasta el centro de Pamplona. El siguiente aeropuerto más cercano es el de San Sebastián, situado a una hora en coche hacia el norte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Turismo en Navarra

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top