Antoñana, pueblo medieval de Álava

Antoñana en Álava

Posiblemente sea de los pueblos más bonitos de la provincia de Álava, y que me perdonen los demás. Tengo que reconocer que no lo conocía, y lo descubrí en un viaje por carretera de Logroño a Bilbao. Antoñana es uno de esos rincones típicos que te encuentras en el camino, y te sientes llamado a pasear por él y participar de su historia.

Está situado a unos treinta kilómetros al sureste de Vitoria, a orillas de los ríos Berrón y Sabando. Pueblo medieval rodeado de exhuberante vegetación, bosques de encinas, robles, hayas y tejos centenarios, y sus formidables murallas del siglo XII. Porque Antoñana nació precisamente de sus murallas, que hoy tienen una altura variable que va de los cinco a los doce metros.

Su centro histórico es un laberinto de callejuelas medievales y pequeñas plazas, rodeadas de grandes casonas nobiliarias. Hay algunas muy poderosas, las típicas con el escudo de armas en la fachada, como la Casa Torre de los Hurtado de Mendoza, la Casa de los Orgaz, del siglo XIII, o la Casa Palacio de los Elorza, del siglo XVI.

No es de extrañar que Antoñana esté considerada Monumento Nacional de Euskadi, porque la visita y el paseo lo merecen. La iglesia que sobresale de los tejados de las casas, y que puede verse desde la carretera que nos lleva a Antoñana, es la Iglesia de San Vicente Mártir, situada a la entrada del centro histórico, precisamente junto a la puerta de la zona sur, la única que se conserva en pie de las viejas murallas.

Nosotros, desgraciadamente, solo íbamos de paso y apenas pudimos disfrutar de la estancia. Pero está claro que no hace falta ver mucho para darse cuenta que Antoñana es un lugar ideal para pasar un fin de semana de relax, atrapados en el pasado. Asimismo, sus alrededores son estupendos, verdes y frondosos, fantásticos para hacer un poco de senderismo y alguna que otra excursión.

Es pasear por Antoñana e imaginar las luchas fronterizas que debieron tener en estos contornos los reyes de Castilla y Navarra. La próxima vez nos alquilamos una casita rural en el pueblo, y disfrutamos más de este rincón tan envidiable.

Foto Vía Jaholgado

Tags: , , ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top