Primeros pasos en Covadonga

Covadonga

Hoy nos acercamos hasta Covadonga, justo al noroeste de la cordillera de los Picos de Europa. Se halla muy cerca también de la localidad de Cangas de Onís, y es un lugar imprescindible de visitar si estáis en Asturias. Simplemente, si vais a Asturias, y no pasáis por Covadonga, casi se podría decir que es un viaje perdido.

Además de la belleza y la importancia de este área, Covadonga se sitúa como puerta principal de los Picos de Europa. Las descripciones y las fotos no pueden transmitir todas las sensaciones que pueden ofrecer el paisaje, la basílica, o la belleza natural de las montañas.

Covadonga ofrece un paisaje impresionante, además de algunos lagos de montaña fascinantes. Pero Covandonga también posee un bellísimo santuario religioso con una espléndida basílica, además de una gruta histórica y legendaria, y la famosa estatua del héroe español Don Pelayo.

También en el complejo de la basílica se encuentra la Colegiata de San Fernando. Este edificio es anterior a todos, con dos tumbas de dos abades en su claustro del siglo XI. Otros lugares de interés algo menor son la gran campana, la fuente de los siete caños y un pequeño parque. Más importante es sin embargo la estatua del rey Pelayo. Este monumento se halla en la explanada de la basílica, sobre un gran zócalo de piedra. Representa a Pelayo, espada en mano, con una gran cruz cristiana que se levanta tras él.

Históricamente, Covadonga es un lugar de mucho interés, ya que fue allí donde los españoles consiguieron una de las batallas más importantes contra las musulmanes, allá en el siglo VIII, considerada como el inicio de la Reconquista, es decir, 750 años antes de expulsar definitivamente a los musulmanes de España. El gran líder de aquella batalla fue precisamente el rey Pelayo, y su leyenda pervive desde entonces hasta hoy.

Mucho de lo que se puede ver en Covadonga, precisamente, es un monumento a Pelayo y lo que él representaba. Pasear por aquí es recordar aquel momento, buscando entre sus lagos y sus paisajes la nostalgia perdida de aquellos siglos, que aún silban entre los árboles.

Covadonga es un lugar en donde el misticismo de los tiempos se ha quedado impregnado. La maravillosa naturaleza ha acogido con deleite el transcurso de una serie de leyendas que han hecho de este lugar el inicio de la España medieval.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top