Consuegra, un mirador abierto a la Mancha

Castillo de Consuegra

La localidad de Consuegra posee diversos atractivos paisajísticos y turísticos como los Molinos de Viento y el Castillo de la Muela, de visita obligada para el visitante que acude a Castilla-La Mancha.

Consuegra se localiza al sureste de la provincia de Toledo -en los límites con la provincia de Ciudad Real, entre las comarcas de los Montes de Toledo y La Mancha.

Es un pueblo de arraigadas tradiciones culturales e históricas, como así se puede ver en sus Molinos de Viento y en la celebración de fiestas como Consuegra Medieval, en agosto y la Rosa del Azafrán, en noviembre, ambas de honda tradición que han pasado de una generación a otra.

Su patrimonio monumental está enriquecido con iglesias, plazas y ermitas, que adornan las calles y los paseos, como la subida al Cerro Calderico, el cual es identificable desde lejos, con sus Molinos de Viento y su Castillo de la Muela, de claro origen medieval.

Molinos de viento de Consuegra

Molinos de Viento de Consuegra

Desde la Edad Media, Consuegra adquirió gran relevancia, convietiéndola en un  importante señorío y en la actualidad se alza como uno de los pueblos más importantes de la comarca.

El Castillo de la Muela está ubicado en Cerro Calderico, que se abre sobre las llanuras manchegas y se encuentra rodeado de Molinos de Viento. Se halla bien comunicado y se puede acceder por carretera o por escaleras desde el pueblo.

Es una fortaleza militar sanjuanista, está formado por tres recintos defensivos y desde donde se contemplan unas excelentes panorámicas. La fortaleza se halla acompañada de una docena de molinos de viento manchegos, que aparecen alineados y dan lugar al conjunto conocido como Crestería Manchega de Consuegra.

Son doce molinos que dominan la localidad y que se les ha apodado con nombres de El Quijote, comenzaron a aparecer en la segunda mitad del siglo XVI; cuatro de ellos conservan su maquinaria en excelentes condiciones y son: Sancho, Bolero, Rucio y Espartero.

El Sancho –durante la Fiesta de la Rosa del Azafrán-, orienta sus aspas y pone en movimiento su enorme piedra, llamada Catalina, que realiza la Molienda de la Paz, un acto simbólico, en el que una vez la harina convertida en trigo, se reparte en saquitos entre los visitantes.

El resto de molinos también cuentan con apodos de El Quijote, como El Caballero del Verde Gabán, Alcancia, Mochilas, Cardeño, Clavileño, Mambrino, Chispas y Vista Alegre.

MÁS INFORMACIÓN

Foto 1 Vía: cuadernosciudadanos
Foto 2 Vía: bravoSFC

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. VICTOR VIVEROS dice:

    Conocí parte de esa región el mes pasado y me encantó. Les agradecería me enviaran toda clase de sugerencias e información, pues Amo a España y a su gente

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top