Las Fallas de Gandía, fiesta de Interés Turístico Regional

Fallas de Gandía

Estamos habituados a oir hablar de las Fallas y a relacionarlas con Valencia capital. Sin embargo, es ésta una histórica tradición que se celebra en toda la Comunidad y que en determinados municipios alcanzan la categoría de Fiestas de interés Turístico, Regional o incluso Nacional.

Las Fallas de Gandía se encuentran en este punto, pues fueron declaradas como Fiestas de Interés Turístico Regional y ahora aspiran a ser “ascendidas” a la categoría de Fiestas Nacionales.

Fallas de Gandía

Desde el año 1876, Gandía se enciende en la noche del 19 de marzo. Veintitrés comisiones falleras elaboran sus ninots y los construyen a lo largo y ancho de las calles de esta población. La música y los pasacalles los acompañarán desde el 15 de marzo, día de comienzo de las fiestas, hasta el último día, en la noche de San José, cuando en la nit de la Cremá, se les prenda fuego entre los llantos festivos de los falleros que se despiden de su fiesta principal, aunque dispuestos a comenzar ya, desde el siguiente día, a preparar la del año siguiente.

Dicen de estas fiestas que fue el gremio de los carpinteros el que lo inició, pues justo antes del día de su patrón, San José, el 19 de marzo, quemaban todos los enseres y utensilios que no utilizaban o que quedaban inservibles. Surgió de ahí la idea de hacer una fiesta en torno a esa tradición. Fue en el siglo XVIII cuando se documentaron las primeras celebraciones oficiales en la provincia de Valencia, fiestas en las que ya se comenzaron a registrar las primeras cancioncillas y dichos burlescos, aunque por aquel entonces, de cosas referentes a la ciudad y su gobierno.

Fallas de Gandía

Hoy día, las sátiras que desprenden cada uno de estos ninots monumentales están dirigidos a toda clase de suerte de los estamentos sociales de toda España o incluso el mundo. Ni la clase política, ni la religiosa o la deportista, entre otras muchas, escapan de las burlas de sus creadores.

Sin embargo, junto a estas burlas y mensajes directos, se esconden, cada año con mayor perfección, el arte y la imaginación de quienes los idean. Algunos de estos ninots, esculturas de madera y cartón que en ocasiones alcanzan los 30 metros de altura, son auténticas obras de artes que no por ello dejan de sufrir el dramático final de ser quemadas en la hoguera.

Fallas de Gandía

La Plantá, el primer día, es cuando se montan estos monumentos tan particulares. Tras el jolgorio de la música, los bailes y los pasacalles, llegará el momento de “la despertá“, de madrugada, al amanecer, cuando los falleros se lancen a la calle lanzando petardos. Por último, está la despedida final en la Nit de la Cremá, cuando finalmente, todos los ninots sean pasto de las llamas.

Fallas valencianas

Tenéis más información en la web oficial del municipio de Gandía.

PARA SABER MÁS…

Os dejo con un vídeo promocional del centro de interpretación de las Fiestas de Gandía. ¡Que lo disfrutéis!

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top