Santander arqueológica, muralla, puerto y termas

Santander medieval

Generalmente se piensa que Santander es una ciudad de fundación reciente; no quedan restos de un casco histórico, los edificios más antiguos son, a lo sumo, del siglo XVIII a excepción de la Catedral. Sin embargo, los orígenes de la ciudad se remontan a época romana, como señalan los restos de un hypocaustum bajo la catedral y otros restos encontrados en diversos puntos de la ciudad actualmente no conservados.

La razón principal de esta circunstancia es el incendio de 1941, pues la zona de mayor daño coincidió con el entramado medieval de la ciudad, que fue sustituido por el actual plano ortogonal. La catedral, también sufrió las consecuencias del fuego, sobre todo en su exterior, siendo reformada profundamente en estilo herreriano.

Santander como núcleo de población surge en la Edad Media. Es en este punto donde, en contra de lo esperado, se ha dado una de las mayores sorpresas; hace sólo cuatro años se encontró, por casualidad, lo que podría ser una parte de la muralla medieval. Tras las labores arqueológicas, se descubrió que el lienzo de la muralla encontrado correspondía con la llamada Puerta del Mar, de la que se encontró uno de los goznes, y unos 12 metros más de muralla con, incluso, restos del paso de ronda.

Sólo un año antes de descubrir los restos de la muralla, al reconstruir un parking cercano a la catedral, se encontraron los restos del puerto de Santander del siglo XVI, con vestigios de las posteriores modificaciones y ampliaciones anteriores a la ampliación del siglo XVIII.

De estos tres yacimientos, además de los hallazgos arquitectónicos, se han encontrado restos materiales de diverso tipo; desde monedas hasta fragmentos cerámicos, pasando por otros más curiosos como calzado, dados o pipas.

Actualmente, los restos romanos de la catedral se pueden visitar gratuitamente en la Cripta del Cristo, se encuentran cubiertos con un cristal para facilitar su conservación. Los restos del muelle antiguo se pueden visitar en el interior del parking, por lo que han habilitado una zona que mejore su conservación, además de paneles explicativos al respecto. Finalmente, para el lienzo de muralla se proyectó un centro para poder realizarse en su interior visitas guiadas y, acompañar éstas con algunos de los restos encontrados durante las tres campañas arqueológicas.

Dicho centro de interpretación de la Muralla Medieval de Santander se inauguró el pasado mes de julio de 2014 y se abrió al público en agosto.

Santander se convertirá en un breve periodo de tiempo en una ciudad con una pequeña ruta arqueológica en la que el visitante interactúa con el contraste entre lugares, periodos y momentos para conocer la historia de la ciudad, algo totalmente impensable hace unos años.

PARA SABER MÁS…

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top