Qué ver en Badajoz

Badajoz vistas

No sé porqué he oído decir en muchas ocasiones que Badajoz no tiene muchos lugares de interés por visitar. Precisamente fue esa curiosidad la que me llevó hasta allí, y por suerte todas las ciudades tienen sus sorpresas escondidas. Badajoz es una ciudad con Historia; tenía que ser así porque resulta imposible que una ciudad fronteriza como esta no tenga un pasado histórico que hoy se traduzca en lugares de interés.

Sin ir más lejos podemos comenzar un recorrido sobre los puntos fundamentales de Badajoz en la Plaza de España, donde se levanta la Catedral de Badajoz, un templo que inició su construcción en el siglo XIII y no se concluyó hasta el XVIII. En su interior debéis visitar el Museo Diocesano y un precioso claustro renacentista.

Un poco más adelante, en la calle Meléndez Valdés se sitúa el Museo de Bellas Artes, en donde podemos visitar una amplia colección de obras de artistas extremeños. Y cerca de este museo también tenéis otro, el Museo de la Ciudad Luis de Morales, así como el Centro de Interpretación de la Alcazaba.

Precisamente sea la Alcazaba de Badajoz su monumento más significativo. Sus murallas almohades del siglo IX se elevan sobre la Plaza Alta. Aún se conservan una serie de puertas y varias torres defensivas, como la Puerta del Capitel y las torres de Espantaperros y el Apéndiz. Dentro de la Alcazaba se puede visitar el Palacio de los Duques de Feria, que hoy alberga el Museo Arqueológico Provincial. Subiros a las murallas para tener unas vistas preciosas de Badajoz y sobre todo del curso del río Guadiana.

Muralla Badajoz

Puerta de Palmas, en Badajoz

Siguiendo el curso de las murallas de la Alcazaba aún pueden verse algunos restos de las antiguas fortificaciones de Badajoz. Iremos bajando hasta llegar a la Plaza de la Soledad y pasaremos por la torre de la Iglesia del Salvador y el edificio conocido como la Giralda, por su parecido con la de Sevilla.

Ya por último hay que ir en busca de la Puerta de Palmas, uno de los símbolos de Badajoz. Esta puerta fue construida en el siglo XVI con el fin de controlar el paso del río Guadiana. Ya desde aquí nos faltaría por visitar el Parque de Castelar, el Parque de la Legión y el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.

Como véis no sé porqué se seguirá diciendo que en Badajoz no hay muchos lugares de interés por visitar. Quizás no sea tan monumental como otras ciudades españolas, pero bien merece la pena una visita.

Para seguir la visita a la ciudad

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top