El Caminito del Rey, en tierras malagueñas

Caminito del Rey Malaga

Considerado por la Lonely Planet como uno de los mejores lugares para visitar en 2015, el Caminito del Rey se ha convertido en una parada obligada para todos los turistas que se acercan hasta Málaga.  Se trata de un paso construido en las entrañas del desfiladero de los Gaitanes, junto a la pintoresca aldea de El Chorro.

Esta pasarela peatonal de 3 kilómetros se encarama a la roca mostrándonos el interior del monumental cañón. Un paseo impresionante que cuenta con tramos situados a 105 metros de altura, como el tramo del puente colgante. Una experiencia única que, aunque no requiere una preparación especial, puede impactar a los visitantes más impresionables, precisamente por esa altura y por determinados tramos angostos.

¿Qué es el Caminito del Rey?

La historia del Caminito del Rey comienza cuando la Sociedad Hidroeléctrica de El Chorro decidió crear un paso entre los saltos del Gaitanejo y del Chorro. Este paso permitiría que los operarios de mantenimiento pudieran circular entre uno y otro, al igual que la vigilancia o el transporte de materiales. Fue construido entre 1901 y 1905. No obstante, el nombre de Caminito del Rey se le otorgaría unos años más tarde, concretamente en 1921, cuando Alfonso XIII cruzó por el mismo para inaugurar la presa del Conde del Guadalhorce.

El recorrido de este sendero es de unos 7,7 km, de los cuales 4,8 km son accesos y 2,9 km son pasarelas.

La parte más conocida y más visitada es la pasarela. El tiempo que tardaremos en recorrerla, desde el acceso norte al sur, es de unas 3 o 4 horas, y cabe destacar que además de la pasarela también pasaremos por senderos y pistas forestales.

El recorrido es descendente y se hace en un único sentido desde 2015, entrando por la zona norte y saliendo por la sur. Siendo el recorrido lineal, es importante que el turista tenga en cuenta su regreso al punto de partida por métodos propios. Aun así, es interesante saber que hay un servicio de autobuses lanzaderas que comunican el acceso norte de Ardales con el sur de Álora.

Aunque no es un camino complicado, hay que tener en cuenta que estamos a mucha altura. Recorrer este tipo de pasarela sin luz puede ser peligroso. Por este motivo, los visitantes tendrán que valorar la duración del recorrido y la hora en la que se comienza a realizarlo, teniendo siempre presente las horas de luz.

También te recomendamos en la provincia

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top