El percebe gallego, la joya de los mariscos

Percebes

Cada día cientos de percebeiros gallegos se juegan la vida frente a las rocas en la captura del percebe. Dicen que morir en el mar no es un accidente laboral más, porque el océano es para muchos un modo de vida. Pero cada año sigue siendo natural que el oleaje arrastre consigo a alguno de los que se adentran en busca de esta joya del marisco.

Precisamente de ahí viene el hecho de que sea tan caro. Además de ser uno de los mariscos más exóticos de la costa gallega, solo se puede encontrar en las lonjas durante seis meses, una medida que se tomó para preservar la especie. Un animal bastante curioso, con su uña nacarada con la que se sujeta a la roca. Dicen que los percebes de Corme y Cedeira son los mejores, aunque para esto hay gustos bien diferentes.

Y el secreto de un buen percebe es…

El secreto de unos buenos percebes aseguran que está en la cocción. En una olla hay que poner agua para que cubra a los percebes, tres o cuatro hojas de laurel seco y un puñado y medio de sal gorda por cada kilo de percebes con el fin de imitar la salinidad del mar. Una vez que el agua esté hirviendo es cuando se agregan. El tiempo en que debe estar cociendo depende del grosor de la piel del percebe, lo que viene a ser unos dos o tres minutos.

Pasado este tiempo, cogemos un percebe, lo ponemos bajo el grifo con agua fría y lo probamos. Si se despega fácilmente es que está cocido, si no han de dejarse hervir un minuto más, repitiendo de nuevo el proceso. Si estuvieran ya cocidos hay que retirar el agua, poner en un recipiente y tapar con un paño para que no pierdan el calor.

Y algunas curiosidades perceberas…

Hay muchas otras curiosidades en torno a este animal, aunque las que más se suelen contar son de índole sexual. ¿Sabíais que el percebe tiene un pene más largo que su propio cuerpo, o que los machos expulsan el esperma a las corrientes marinas para ver si tienen la suerte de que algún percebe hembra lo recoja? Lógicamente, son los riesgos que existen de vivir en un hábitat tan complicado…

Probando otras comidas típicas…

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top