La Catedral de la Encarnación, en Almería

Catedral de Almeria

Cuando a principios del siglo XVI la Catedral de Almería se derrumba después de un terremoto, surge la necesidad de erigir un nuevo templo catedralicio. El arquitecto Diego Siloé, que trabajó en la Catedral de Burgos, es el que se encarga del proyecto de la nueva iglesia, una iglesia fortificada y casi militar, porque por entonces Almería era frecuentemente atacada por los piratas berberiscos que hacían de las suyas en las ciudades costeras del Mediterráneo.

Y así comienza la historia de la que se nombraría y aún se nombra como la Catedral de la Encarnación. La construcción de la misma supuso un gran problema por falta de financiación, y hay que señalar que si bien ya se abre al culto a mediados del siglo XVI, la iglesia como tal no se termina hasta bien entrados en el siglo XVIII, consecuencia de la penosa situación en la que se encontraba Almería por aquel entonces.

Características de la Catedral de Almería

La tardanza en construirla llevó a que el edificio cuenta con diferentes estilos bien reconocibles. De hecho, en aquellos planos iniciales de Diego de Siloé, en el año del inicio de su construcción, en 1.522, imperaba el estilo gótico tardío, y aún así, a su primera finalización, en 1.564, ya se podían observar algunos elementos renacentistas. Del barroco (en torno al año 1.620) datan las construcciones defensivas del tempo, y del neoclásico el claustro, al altar y el tabernáculo.

Ese hecho de ser un templo-fortaleza, pues en su momento llegó a tener incluso cañones montados sobre sus torreones, lo convierten en único, al menos en lo que es Andalucía. Declarada como Bien de Interés Cultural, los lugares más interesantes de la misma son su portada principal, en la bonita Plaza de la Catedral donde se llegó a rodar algunas escenas de Patton, y en su interior nos quedamos con la sacristía y con el trascoro. Fijáos bien en sus dos pórticos, el principal y el de la Puerta de los Perdones, ambas diseñadas por Juan de Orea, de quien también es el diseño del sepulcro de alabastro del Obispo Fernández de Villlalán que se encuentra en la Capilla del Santo Cristo. Por último, el altar mayor reformado en estilo neoclásico por Ventura Rodríguez, pero con un retablo de estilo barroco.

Otro lugar bastante conocido de esta Catedral es el llamado Sol de Portocarrero, o mejor dicho mal llamado porque cuentan que no debería llamarse así. Se trata de un relieve que se localiza en la fachada oriental, la del lado izquierdo si miras frente por frente la portada principal, en el que se representa un sol con cara humana. Con el tiempo, este sol se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad almeriense el cual, por ejemplo, aparece en el escudo de la Universidad de Almería.

Información práctica de la Catedral de la Encarnación de Almería

  • Dirección: Plaza de la Catedral, Almería
  • Horarios: de lunes a sábado de 10 a 19 h. Domingos de 13,30 a 19 h.
  • Precio de la visita: 5 €.

Información práctica para viajar a Almería

Para hacer turismo de catedrales…

Foto de Steve Slater

Tags: ,

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top