El encanto de Dalt Vila en Ibiza

Dalt Vila en Ibiza

Algo que no puedes perderte si pasas unos días en Ibiza es Dalt Vila, nombre por el que es conocido por los ibicencos la ciudad vieja.

Paseo por Dalt Vila

La esencia de Ibiza y mediterráneo se deja notar mientras paseas por el recinto amurallado de Dalt Vila. Las empinadas y laberínticas callejuelas se van estrechando cada vez más a medida que subes. El aire más moderno de los edifcios del centro de Ibiza quedan en el olvido y nos adentramos en otro ambiente, que parece tener vida propia, pues parece un pequeño pueblo metido en medio de una ciudad. Pero lejos de dar esa apariencia de que se ha quedado atrás y olvidado, más bien al contrario, como si observara impasible el desarrollo bajo ella, recordándonos y advirtiéndonos de su antigua belleza.

De sus cinco puertas de entrada, la principal es la que está situada frente al barrio marinero, y para acceder a ella tendrás que subir una pendiente y pasar por un puente levadizo. Allí te espera el Portal de ses Taules flanqueado por dos estatuas romanas.

Tras el Portal de ses Taules se encuentra el Patio de Armas que te llevará a la Plaça de Vila, núcleo del barrio y punto de partida para seguir subiendo hacia los baluartes, desde donde podrás disfrutar de una maravillosa panorámica de la bahía, Ses Salines y, si hace buen día, Formentera.

Un poco más arriba encontrarás la plaza de la catedral y el Museo Arqueológico de Ibiza que cuenta con numerosas piezas de gran valor histórico de la época en que Cartago gobernaba el Mediterráneo.

En el Puig des Molins, junto al Museo Arqueológico, verás la necrópolis púnico-fenicia más grande y mejor conservada del mundo, que cuenta con más de 3.000 tumbas.

Dalt Vila, o recinto amurallado de la ciudad de Ibiza, fue fortificado por Felipe II para proteger la ciudad del ataque de los piratas, y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

Dalt Vila en Ibiza

En la parte baja de Dalt Vila encontrarás tiendecitas típicas ibicencas donde verás sanaions, cestos hechos con esparto que, aún hoy día, son muy populares entre los habitantes de la isla como bolso grande para ir a la compra o a la playa. También encontrarás muestras de la famosa moda Adlib ibicenca, prendas mayoritariamente hechas de algodón y de color blanco, frescas y vaporosas.

También encontrarás restaurantes y locales con gran encanto. Aunque sus precios son un poco elevados, merece la pena sentarse en alguno de ellos a cenar o tomar algo ya que la atmósfera es especial. Ya ves que tus vacaciones en Ibiza también se pueden convertir en mucho más que diversión de discoteca y playa, ¿no?.

Puedes conocer mejor Ibiza con la siguiente guía de turismo.

Tour organizado por Dalt Vila

Y si quieres ver Ibiza y Dalt Vila de un modo distinto, te recomiendo que lo hagas con un guía profesional que te contará todas las anécdotas y curiosidades de esta isla.

Más información y reserva: Tour nocturno por Ibiza y Dalt Vila

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top